Aunque no te lo creas, las redes sociales también descubren muchas cosas de nuestra personalidad y entre ellas, los pecados capitales que siempre van unidos. Ya que dichas redes sociales pueden ser una especie de espejo que muestra más de nosotros mismos de lo que podíamos imaginar.

Realmente no lo creemos, pero cada red social está hecha para poder satisfacer alguna necesidad que tengamos. Así que, según la que uses, sabremos cuáles son los pecados capitales que se esconden tras ella. Si quieres saber un poco sobre ti mismo o sobre alguien que está a tu lado, no te pierdas lo que sigue.

La pereza con Netflix

pecados-capitales-netflix

Son muchas las plataformas de este tipo que hacen que nos volvamos mucho más perezosos. Si bien es otro de los pecados capitales, parece que hoy en día se ve más con frecuencia. Sin duda, ya solo en la infancia se comienza a notar debido a que los juegos son totalmente diferentes. Los que antes pasábamos buena parte de las vacaciones fuera, jugando con los amigos, se ha transformado a estar más en casa delante de las diversas pantallas que tenemos en ella.

Pero si hablamos de perezosos en esto de las tecnologías, tenemos que hablar de plataformas como Netflix. Aumentarán nuestra gana de no hacer nada, sino de ver series y películas en forma de maratón. Aunque para estar saludables, nada como un maratón real de vez en cuando, en el que nuestras piernas se pongan en funcionamiento. El nuevo concepto de estar relajado y descansando es gracias a abarcar la mayor pereza frente a una plataforma con grandes contenidos y que además, no cuenta con publicidad. Un invento que, aunque lo veamos perfecto en muchas ocasiones, en otras no lo es tanto. ¿No te parece?.