Aunque no te lo creas, las redes sociales también descubren muchas cosas de nuestra personalidad y entre ellas, los pecados capitales que siempre van unidos. Ya que dichas redes sociales pueden ser una especie de espejo que muestra más de nosotros mismos de lo que podíamos imaginar.

Realmente no lo creemos, pero cada red social está hecha para poder satisfacer alguna necesidad que tengamos. Así que, según la que uses, sabremos cuáles son los pecados capitales que se esconden tras ella. Si quieres saber un poco sobre ti mismo o sobre alguien que está a tu lado, no te pierdas lo que sigue.

Entre los pecados capitales, Instagram se lleva la soberbia

Symbol Illustration Instagram Social Networks Icon

Quizás porque se trata de una de las redes sociales donde más protagonismo tienen las imágenes. Aunque es cierto que también se pueden subir vídeos y comentar ambas opciones, las fotos son las que nos acercan a otro de los pecados capitales. La soberbia por esa persona que se pasa horas eligiendo la mejor fotografía para publicar.

Que luego recibe numerosos comentarios pero realmente pocos lee. Se centra más en volver a mirar la imagen y como no, en los comentarios positivos. Por lo que estaremos ante una persona un tanto apática, narcisista y de lo más presumida en general. De ahí que Instagram sea uno de los puntos para alimentar la soberbia.