Glee es una de las mejores series que ha visto la televisión norteamericana, sin embargo, sus tragedias han puesto en jaque a la posible producción de nuevas historias.

La comedia musical dirigida por Ryan Murphy, Brad Falchuk e Ian Brennan fue una de las emisiones de FOX que más público abarcó en lapsos breves de tiempo. Ésta estuvo presente en el ámbito televisivo desde el 19 de mayo de 2009 al 20 de marzo de 2015.

La historia se basa principalmente en la secundaria William McKinley High School en la ciudad de Lima, Ohio. Allí se centra, primordialmente, en el club del coro de ese colegio, cuyo nombre era “New Directions”, el cual participaba en el circuito de competición de coros.

Los protagonistas de estos jóvenes estudiantes se ven inmersos en el oscuro mundo de las relaciones amorosas, la sexualidad, la discriminación, las tragedias y el bullying.

2Tragedias que indicaron todo lo contrario a Glee

Las tragedias de los actores de Glee que ponen en riesgo la serie

En textos y materiales audiovisuales se nota una linda e interesante producción, sin embargo, las tragedias de sus actores han manchado el nombre y éxito de Glee. Todas las noticias relacionadas a la serie siempre se basan en actitudes reprochables y de malos ciudadanos. Tales como: historias de sobredosis, de suicidios, de pornografía infantil y de malos tratos. Es decir, todo lo contrario a lo que se intentaba transmitir con Glee.

Lamentables hechos y tragedias que destruyeron la propuesta colosal y trascendental que protagonizaban los actores de la serie, quienes en poco tiempo se habían convertido en iconos y rostros de un majestuoso fenómeno cultural. Según expertos en el área, dañaron su imagen con más de 10 millones de espectadores, a quienes constantemente les daban giras de conciertos y ponían a chillar de alegría.