En ocasiones, podemos tener algún tipo de enfermedad como la anemia y no ser conscientes de ella. Esto es porque no solemos atender a las señales que nos deja el cuerpo. Ellas son bastante sabias y si nos ponemos a estudiarlas, veremos cómo pronto nos daremos cuenta de que algo no va bien del todo.

Los síntomas de la anemia pueden ser muy variados. Por eso, no debemos alarmarnos si tenemos alguno de ellos, porque también puede ser algo puntual y no derivarnos a ningún tipo de enfermedad. Tan solo te contamos los que se dan en mayor medida y son más indicativos de ello.

Respiración más acelerada

anemia-respiracion-acelerada

En ocasiones notamos cómo tenemos una respiración más acelerada que de costumbre. Esto es por culpa de la falta de aire que se impone en nuestro cuerpo. Parece que el oxígeno no entra de una manera correcta y por ello, la respiración se va agitando cada vez más.

En este caso, es cierto que un síntoma así ya aparece en algunos casos más graves de la anemia. O bien, en todos aquellos pacientes que ya tienen problemas de corazón o pulmón. De nuevo, es motivo porque el oxígeno no es el adecuado y la falta del mismo se traduce en esto.