El mundo, en la actualidad, está plagado de asesinos en serie que son fríos y despiadados con sus víctimas.

Estas personas son denominadas asesinos en serie cuando matan a tres o más personas​ en un período de 30 días o más. Asimismo, estos peligrosos sujetos toman un momento de “enfriamiento” entre cada asesinato, el cual les permite regocijarse calmadamente en el placer y gratificación psicológica que le causó el este crimen.

Los expertos en criminología han asegurado por años que los asesinos en serie “tienden a ser selectivos al acechar a sus víctimas y que lo hacen impulsados por alguna necesidad interior imperiosa”. Por lo que está claro que ellos no matan por libre juego, su trabajo es maquinado con el suficiente tiempo e impulsado por alguna necesidad que le pueda generar esa persona.

Los crímenes, normalmente, son llevados a cabo por una multitud de impulsos psicológicos que se fundamentan en ansias de poder y compulsión sexual. Estos asesinos en serie manejan, casi siempre, el mismo modus operandi, es por ello que sus víctimas, en ocasiones, comparten alguna característica con el estos sujetos, tales como: raza, apariencia, sexo o edad.

Este término se escuchó por primera vez en el año de 1970, cuando el agente especial del FBI, Robert Ressler, investigaba y perfilaba a los asesinos. Aunque estos no deben ser confundidos con los asesinos en masa, quienes le arrebatan la vida a un número elevado de víctimas de forma simultánea en un lapso corto de tiempo. Del mismo modo, tampoco se les debe catalogar como asesinos relámpago, quienes cometen múltiples matanzas en un breve período y en diversos lugares.

Sabiendo todo esto, te mostraremos una breve lista de los asesinos en serie más despiadados del mundo.

1Zodiaco, uno de los asesinos más despiadados

Asesinos

Este sujeto es uno de los asesinos más despiadados que han podido existir en este mundo. Un hombre que seleccionaba y mataba a sus víctimas por medio de la astrología. De ahí, parte su apodo criminal.

Su terror llegó al norte de California y duró entre diciembre de 1968 y octubre de 1969. Él sentía cierto interés hacia la policía, a quienes les enviaba sus cartas relatando con detalles los crímenes que había llevado a cabo.

“Me gusta matar gente porque es mucho más divertido que matar animales salvajes en el bosque. Matar es la experiencia más excitante. Mucho mejor que acostarse con una chica”, confesaba el agresor a través de sus cartas. Además, él expresaba que entre sus víctimas se encontraban varias parejas de jóvenes y un taxista.

Lamentablemente, “el asesino del zodiaco” jamás fue capturado y mucho menos logró descifrarse su identidad. Se cree que mató a 37 personas. La policía consideraba que Arthur Leigh Allen era el asesino, sin embargo, fue absuelto por falta de pruebas.

Atrás