¿Es mejor el agua embotellada que la del grifo?

Es una de las grandes dudas no resueltas, hasta el momento. Porque hoy sí te contestaremos a esta pregunta. Una pregunta que parece de fácil solución pero que tiene algunos matices a tener en cuenta. Aunque es cierto que en los últimos años se ha disparado el consumo de agua embotellada, otros muchos, deciden que la del grifo es su favorita.

Hay opiniones para todos, pero hoy nos quedamos con un análisis más en profundidad que nos hará descubrir la que más nos conviene y mirando por sus pros así como sus contra. La embotellada o la del grifo siempre ha sido uno de los temas más comentados de las últimas décadas. ¿Por cuál de ellas te decantas?.

agua-embotellada

Agua embotellada y la del grifo, ventajas y desventajas

Como bien apuntamos, el consumo de la embotellada subió como la espuma. Es cierto, pero en los últimos años, con el motivo de intentar ahorrar un poco más, parece que el descenso era algo previsto. La gente optó por la del grifo ya que la embotellada la consideraban más cara que la primera. ¿Pero cuáles son las grandes ventajas y desventajas de ambas?.

  • El agua embotellada: Uno de los puntos fuertes a favor de la embotellada es que no sabe a cloro. Sin duda, es algo que no siempre nos gusta percibir al beber. Pero hay que tener en cuenta, que los expertos llegan a dudar de las condiciones de ciertos manantiales. No notaremos el sabor del cloro, es cierto que quizás en ella también van otros micro-organismos que afectan a nuestra salud. Aún así, al estar embotellada y por este proceso, se dice que el riesgo de contaminación es mucho más bajo. Siempre es necesario contar con reservas en casa de este tipo de agua. ¡Uno nunca sabe cuándo le hará falta!.

agua-del-grifo

  • El agua del grifo: Cuenta con numerosas ventajas y es que una de las principales es que, de ella se dice que es muy similar a la embotellada. No son tantas cualidades las que las separan. Solo que la embotellada está tratada por varios sistemas de filtrado y la del grifo, con cloro. Otra de las ventajas es que se trata de una opción más ecológica ya que no lleva procesos de embotellados de por medio, algo más económica y nos olvidamos de ingerir contaminantes que vienen de la botella.

¿Cuál es el tipo de agua más saludable?

A modo de conclusión ambas tienen sus virtudes y sus desventajas. Sin duda, los expertos coinciden que no hay grandes diferencias entre unas y otras. Porque si pensabas que la embotellada era más saludable, también ésta cuenta con sustancias artificiales. Un estudio realizado en Florida comenta que el 25% del agua embotellada procede de agua de tipo corriente. Así que, nos quedamos que ambos casos son saludables y que lo demás, son meros mitos.