Ayer y antes de ayer hubo un lío bastante interesante en el Xbox Live. Resulta que había una jugadora, llamada supuestamente Teresa, que en su gamertag hacía referencia a que era lesbiana. Bueno, resulta que unas horas después de haber puesto esto en su perfil, Microsoft le suspendió la cuenta por ese motivo.

Obviamente y como buena jugadora, Teresa se quejó en algunos foros diciendo que era discriminante que Microsoft hiciera esto. Ante esto, Microsoft no demoró en dar respuesta a toda la comunidad de jugadores.

Queremos matizar, antes que nada, que Teresa no ha sido expulsada, sino que se le ha suspendido el servicio hasta que modifique su perfil, puesto que va en contra de las normas de utilización de Xbox Live hacer cualquier referencia a cualquier orientación sexual, sea hetero u homosexual”, ha declarado un portavoz de la compañía.

Y bueno, para corroborar esto lo más fácil es ver las condiciones de uso del Xbox Live, que apoyan lo que ha dicho el portavoz.

Ningún miembro puede crear un Gamertag o utilizar texto en ningún otro campo de su perfil que incluya comentarios con connotación sexual, ya sea de forma literal, sonora, abreviada o insinuada. Aquellos perfiles que incumplan esta condición son invitados a cambiarlo, y sus cuentas son suspendidas hasta que se efectúen los cambios”, citan textualmente las condiciones de uso.

Con respecto a la orientación sexual, no está permitida ninguna palabra o expresión que la determine, tanto en el Gamertag como en el perfil de usuario, independientemente de cuál sea dicha orientación”.

Creo que se quedaron con la razón y de una forma bastante justa. Ahora, ¿qué necesidad hay de poner la orientación sexual de uno mismo en el Gamertag del Xbox Live (o el PSN o lo que sea)? Es una plataforma para jugar, no para realizar “encuentros”. Para eso existen miles de páginas y foros, pero aclaro que no apoyo ni a Microsoft ni a Teresa. Solo digo mi opinión.

Comentarios de Facebook