En medio de la crisis mundial por el coronavirus ha pasado casi desapercibido el hecho de que la ex estrella del fútbol brasileña, Ronaldinho haya entrado en la cárcel. En concreto, lleva dos semanas en una cárcel de Asunción, Paraguay, sin que todavía estén muy claros los motivos. El ex jugador habría entrado con su hermano en este país del Sur de América con pasaportes falsos. Se sospecha que detrás de este hecho, por otra parte absurda puesto que los brasileños pueden entrar en Paraguay tan sólo con el carnet de identidad, hay una trama de mayor calado.

Sea como sea, Ronaldinho lleva dos semanas en la cárcel, aunque – todo hay que decirlo – su situación dista mucho de ser tan amarga como la de los otros presos.

2Ciertas comodidades

Ronaldinho y su hermano Roberto en el momento de ser desplazados a las dependencias penitenciarias de Uruguay

Ronaldinho comparte su celda con su hermano Roberto, preso por el mismo delito ya que ambos llegaron a Paraguay el mismo día y bajo las mismas circunstancias.

En su celda ambos disponen de dos camas, radio, televisión, nevera y aire acondicionado y como hemos dicho no comparten ningún espacio con presos peligrosos.

Además, según ha informado el director de la cárcel, ambos mantienen el ánimo en buen estado ya que reciben también ropa limpia y comida del exterior todos los días. Desde luego que no se puede negar que no estén recibiendo un trato de favor.