La pintora mexicana Frida Kahlo ha llevado un vida poco convencional. Lo cierto que el éxito de su trabajo se vio ensombrecido con todas las desgracias que sufrió a lo largo de su vida. Algo que fue reflejando en sus pinturas, como una manera de plasmar lo que estaba viviendo.

Sin duda, el recuerdo de Frida Kahlo todavía sigue muy vivo. No estamos aquí para hablar de las obras precisamente, pero sí que haremos un repaso por todos esos momentos desgraciados de su vida. Momentos inolvidables que la marcaron para siempre y como no, a todos sus seguidores.

Neumonía y muerte

Frida Kahlo muerte

En junio del año 1954 contrajo neumonía. Por este motivo, tuvo que volver a meterse en cama para poder mejorar. Lo cierto es que a finales del mes de junio parecía que estaba ya totalmente recuperada de dicha dolencia. En Julio acudió a una manifestación, a pesar de que sus doctores se lo tenían prohibido.

Fue con su marido y sería la última aparición pública de Frida Kahlo. Parece que su neumonía no estaba del todo curada y empeoró por esta salida de la artista. Fue el 13 de julio cuando falleció, aunque mucha gente pensó que se trataba de un suicidio, la versión oficial confirma la neumonía como causa.