Mientras dure la guerra, obra de Alejandro Amenábar, fue una de las películas preseleccionadas para optar a la selección de filmes al premio Óscar. Finalmente, fue el trabajo de Pedro Almodóvar el ganador, y no es de extrañar, con la cantidad de errores que este largometraje tiene. 

Ya explicó que no pretende incomodar ni ofender, si no ser entendido por la izquierda y la derecha. Pero la poca precisión con la que muestra el ascenso de Franco al poder, a través de los ojos de Unamuno, vicia la historia e incurre en algunos errores claros y mitos recurrentes. 

3Un error en las cifras

errores-mientras-dure-la-guerra

Uno de los momentos más crudos del filme, sucede cuando la viuda de Castro Prieto, quien fue fusilado después de su nombramiento como alcalde de Salamanca, acude a casa de Unamuno para pedirle ayuda económica. 

Después de haberle rechazado, Ana Carrasco le reprocha al pensador su financiación a la causa militar de 5 000 pesetas. Pero según los Rabaté, era lógico que donara, pues los funcionarios estaban obligados a hacerlo. Pero lo que es poco probable, es la gran cantidad que se menciona. 

Fue un periódico de poca credibilidad la que dio tal información, ya que más tarde se desdijo, y tras la muerte de Unamuno cambió y dijo que habían sido 15 000 pesetas.