Nos hemos convertido en esclavos de la tecnología. Ahora parece que no sabemos hacer nada si no está presente. Te has parado a pensar en cómo sería tu vida sin móvil, sin portátil, sin tablet, sin Internet…Pues supongo que estaríamos perdidos. Sin saber dónde vamos o de dónde venimos. Si no te lo crees que te vamos a presentar las pruebas que certifican que sin tecnología no sabemos hacer nada.

Si una máquina ya lo puede hacer por ti, probablemente olvides como hacerlo tú mismo. Cuanto más inteligentes son las computadoras, más estúpidos parecemos hacernos los humanos. Son sentencias duras pero reales. Vamos a hacer un repaso y luego pensaremos si es cierto si la tecnología nos está convirtiendo en auténticos inútiles. Ahora mismo estamos ante la generación que más dependen de las maquinas y menos de sus propios sentidos.

2Memorizar números de teléfono

Recuerdas cuando alguien te decía su número de teléfono. Había dos opciones. O bien te lo aprendías de memoria o bien tenías que tener a mano un bolígrafo para apuntarlo. Seguro que recuerdas que tenías una agenda donde ponías todos sus números por orden alfabético. Algunas libretas ya se vendían hechas.

Pues bien, con la llegada del móvil y su agenda todo esto pasó a la prehistoria. Antes de que nuestros smartphones almacenaran automáticamente los números de móvil de nuestros contactos, recurríamos a las servilletas de los bares o a las palmas de las manos para recordar esos números.