Pon mi canción favorita.  Hazme la lista de la compra. Léeme mi email; dime qué planes tengo para este fin de semana; dame la dirección de mi casa. Estas son preguntas y comentarios que hacemos a los nuevos soportes que escuchan y obedecen. Pero claro, dentro de estas preguntas también se incluyen comentarios que escucha Google y que nos pueden poner en apuros. No te los pierdas porque más de uno es muy divertido. Y comprometedor.

A finales de 2016 llegó Google Home, que usa los comandos de voz de Google Assistant. Su funcionamiento es muy similar al del famoso Alexa. El usuario tan sólo debe decir “Ok, Google” antes de cada pregunta. Y en junio Apple lanzó HomePod, que funciona son Siri. Seguro que conoces todos estos sistemas que nos obedecen a todo lo que le pedimos. Aunque a veces, lo de las paredes oyen, se cumplen a la perfección. En este caso, Google oye.

1Qué es Google Home

Los “mayordomos virtuales” son innegablemente útiles a la hora de gestionar tareas del hogar y resolver dudas con la mayor inmediatez. Sus dotes de escucha han llegado a resultar útiles incluso para resolver crímenes. Pero claro,  a veces se nos vuelve en contra. Ya que escucha algunas frases que nos meterían en líos.

Cuánto saben de ti es la pregunta del millón. Y la respuesta puede resultar aterradora: para funcionar correctamente, necesitan saberlo prácticamente todo.

Ese pequeño cilindro parlante siempre te está escuchando. Y no sólo escuchando, sino registrando y almacenando muchas de las cosas que dices. Y eso en ocasiones Google nos pone en un aprieto.

Atrás