Después de ocho temporadas, ha llegado el momento de decir adiós a Juego de Tronos. Esa serie que nos ha cautivado a todos, con unos giros tan locos que en ocasiones han sido demasiado para sus fans. Su final no ha sido duro solo para sus fieles seguidores, si no para sus actores también. Y han publicado en sus redes sociales mensajes de despedida de lo más emotivos.

La despedida a Juego de Tronos

En primer lugar, Emilia Clarke, o como todos la conocimos, Daenerys de la tormenta de la casa Targaryen. La verdad es que con su emotivo mensaje, consiguió hacer que nos emocionáramos. “El capítulo de la Madre de Dragones ha sido toda mi vida adulta. He sudado en el fuego del dragón, he derramado muchas lágrimas por quienes dejaron nuestra familia antes de tiempo y he retorcido mi cerebro tratando de hacer de Khaleesi y las palabras magistrales, las acciones (y los nombres) que me dieron, justicia.” Y esta, es solo una pequeña parte del emotivo mensaje con el que se despidió de una serie que para ella ha significado tanto.

Sophie Turner, la actriz que encarnó a Sansa Stark, ella sí que ha conseguido enfrentar nuestros sentimientos. Y es que el giro en su papel fue de lo mejor durante las 8 temporadas. Al igual que Emilia, también se despidió con una foto del elenco, junto a un emotivo mensaje. “Al show y a la increíble gente que lo hizo, gracias por darme las mejores lecciones de vida y drama que podría haber pedido. Sin vosotros no sería la persona que soy hoy.”

No han sido los únicos en querer despedirse

John Bradley West, en la piel de Samwell Tarly, publicó una imagen de él mismo junto a su calendario de los ensayos cuando comenzara la serie. Empezó a las 10 de la mañana del 19 de julio de 2010, junto a Kit Harington, el famoso Jon Snow.”Esta noche será nuestro último episodio. Es el paso final de un largo y maravilloso viaje.

Pero no han sido los únicos que se han despedido de esta manera de la serie. Pues todo el elenco está sumamente agradecido por haber tenido la fortuna de haber participado en Juego de Tronos. Aunque algunos han expresado su indignación, ante un público no muy contento con el desenlace.

Respuesta a la petición de rehacer la última temporada

Muchos de los actores de Juego de Tronos se encuentran indignados ante el millón de firmas recogidas para rehacer la temporada 8. “Es absurdo. No puedo entenderlo. Es algo ridículo el hecho de que las personas crean que pueden exigir un final diferente porque no les gustó” Así comenzaba una entrevista Isaac Hempstead Wright, el actor que interpretó a Bran Stark en estos 10 años.

Los fans no entienden cómo y cuándo llegó el giro en la vida de Daenerys para ser una tirana, al igual que Cercei Lannister. Es cierto que la última fue un tanto apresurada, pero también es verdad es que ha habido muchas ocasiones en las que se ha podido ver lo brutal que puede llegar a ser La Madre de Dragones.

Tuvo que pelear con gente literalmente muerta. Casi muere ella también. Perdió a Jorah, a Missandei y ahora la persona de la que se enamoró ya no está cómodo con ella, y se convirtió en una amenaza.” Por lo que es lógico que ante estos hechos, enloqueciera.

También comentó, que probablemente lo que mucha gente quería era algo al estilo Avengers. Pero Juego de Tronos no es así, su naturaleza es impredecible, y es eso lo que la ha hecho tan especial.

Isaac no es el único que está molesto

bran-stark

Otra de las actrices protagonistas, Sophie Turner en el papel de Sansa Stark, habló para The New York Times en una entrevista, expresando cómo se sentía ante esta respuesta del público. La actriz explicó que lo que más caracteriza a Juego de Tronos es que siempre existe algún giro loco o inesperado.

Y esto lo pudimos comprobar desde la primera temporada, donde vimos lo que le sucedía a Ned Stark. En realidad, no debería de ser una sorpresa para los fans de la serie, pues durante las ocho temporadas, han pasado cosas que nadie esperaba, y esa era su esencia.

Estas peticiones y cosas así, creo que son irrespetuosas con el elenco, los escritores y los cineastas que han trabajado sin descanso durante 10 años, y que trabajaron 11 meses en la temporada final, incluyendo más de 50 rodajes nocturnos. Tantos se esforzaron, trabajaron muy duro, y todo para que algunas personas crean que todo es una basura porque no vieron lo que querían ver. Es una falta de respeto.

No importa si ha gustado o no el final, pues no harán de nuevo la temporada 8 de Juego de Tronos. Por lo menos, no será así en televisión. No queda más remedio que ver cuál será el final en los libros de George R.R. Martin.