Los retos vía internet son algo a lo que ya estamos acostumbrados. Pero es cierto que algunos de ellos cuentan con más protagonismo que otros. En este caso, hablamos de uno de los últimos y que está teniendo gran repercusión: El #10YearChallenge. Un juego muy simple pero ¿qué consecuencias puede tener?.

Parece que las redes se han inundado de fotos con un antes y un después. Los cambios en las personas son bastante notables, aunque en algunas más que en otras. Son 10 años de diferencia entre una imagen y la segunda. Pero aunque parezca todo muy divertido, también tiene su cara B y hoy te la vamos a mencionar.

Crear una base de datos

#10YearChallenge-nicky-jam

Es cierto que con esto de la política de privacidad, las cosas se complican para los que quieren hacer nuevas bases de datos. Pero siempre tienen que ingeniárselas para llevar a cabo sus experimentos. Por ello, otro de los peligros del #10YearChallenge es el que quieran hacer una base de datos nueva, gracias a ese reconocimiento facial que aparece en nuestras imágenes.

Una manera de recopilar información, tal y como habíamos comentado anteriormente. De este modo, no podríamos escaparnos, ya que el paso de la edad muestra claramente quienes somos y cómo podemos seguir cambiando. Vamos, que hay mucha más información en dos imágenes, de lo que podíamos imaginar. Aunque muchos cuentan que se trata de un juego simplemente, otros advierten que es mejor no realizarlo y así, no habrá dudas posibles, ya que estamos guardando nuestra intimidad al 100%.