Miles de peces mueren por agua hirviendo en río ruso. Por la ciudad de Ekaterimburgo, en Rusia, pasa un pequeño río conocido como Olkhovka.

Los pobladores de la zona, quedaron estupefactos cuando hace unos días notaron como el río repentinamente se volvía sumamente caliente.

Nadie supo  a qué se debía el fenómeno, pero lo cierto es que el ecosistema del río se vio gravemente afectado, produciendo la muerte de miles de peces que yacían en las orillas.

La única explicación posible, sería una gran fuga de agua caliente que hubiese desembocado en el río Olkhovka, de tal intensidad que pudo verse el vapor de agua sobre la superficie.

Las industrias  que podrían estar involucradas, entre las que se encuentra la “Compañía de suministro de calor de Sverdlovsk” niegan cualquier relación con la contaminación térmica del curso de agua. Pero las autoridades locales saben perfectamente que se trata de un problema provocado por una acción humana.

Fuente: valenciainforma.wordpress.com