El día en que estuve a punto de ser “trader” y ganar 8.000 euros al mes

Cada día se incrementan las ofertas de empleo que nos pueden permitir ganar 8.000 euros al mes con poco esfuerzo. En la mayoría de los casos, ni siquiera requieren formación. Sólo que en los procesos previos de preparación, debes pagar algunas cantidades de dinero, que pueden ir desde pocos euros hasta 400 o 500 euros, dependiendo de la modalidad.  Ese es el momento en el que la persona desempleada, hace enormes esfuerzos para pagar lo que le piden, esperando una alta remuneración.

Cómo identificar estafas de trabajo

¿Cómo identificar estafas de trabajo?

Esta estafa a través de ofertas de trabajo, la podemos identificar inicialmente, si somos cuidadosos con los anuncios clasificados que encontramos por internet. Suelen indicar que se requieren un número de personas con urgencia, que no hace falta experiencia, se ofrece una alta remuneración, incluso tan alta como 8.000 euros al mes, con pocas horas de trabajo al día, y por supuesto, puedes trabajar desde la comodidad de tu casa. Finalmente, te dicen que para obtener esos 8.000 euros al mes, solamente tienes que contactar la persona que te indican.

Luego hacemos el contacto, y la situación parece fácil. Nos encontramos desesperados por encontrar empleo, 8.000 euros al mes es una gran oferta, esta es la gran oportunidad para solucionar todos los problemas económicos rápidamente, no podemos dejarlo ir.  Llamamos y nos responden tomando nota, y ofreciéndonos devolver la llamada, todo esto con una rapidez singular.

Se busca “trader” que quiera ganar 8.000 euros al mes

Esta es la primera frase del anuncio para trabajar como “trader” en el que ofrecían ganar 8.000 euros al mes  y trabajar dos o tres horas diarias desde casa.  Después de la primera conversación parecía el mejor trabajo de la vida, mucho dinero y poco esfuerzo.  Sin embargo, quedaban dudas, como el nombre de la compañía, dónde se encontraba ubicada, y el trabajo como tal. Pero vale, imagina que tomas el riesgo.

Un par de días después, recibes un mensaje donde solicitan tu correo electrónico.  Recibes el mensaje por correo, es necesario que realices un depósito para garantizar tu plaza, debes depositar 300 euros en la cuenta que señalan allí, así como anexar todos tus documentos con las experiencias laborales y datos personales.  Pensando en los 8.000 euros al mes que vas a ganar, seguramente no lo dudarás mucho.

Al otro día, recibes por el correo electrónico mucha información financiera que debes leer para iniciar el trabajo y obtener grandes ganancias.  Sin embargo, está sería la última comunicación que recibirías de la compañía que pensaste que le daría otro rumbo a mi vida.  Tratar de contactar a la persona inicial no funciona, nadie contesta, y lo mismo pasará con los mails.  Como resultado, nunca obtuviste 8.000 euros al mes, ni siquiera un euro. Por el contrario, te estafaron.

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

¡Síguenos en Facebook!