Aunque los perros no hablan como las personas, si se sabe que se comunican entre sí, y con las personas a través de gestos, posturas, sonidos y olores. Te ayudamos a descifrar cómo te habla tu perro.

1Las orejas

La posición de las orejas de un perro nos dan mucha información sobre su estado

Como hemos dicho, los perros no hablan como lo hacemos las personas, pero se comunican con casi todo el cuerpo.

Una de las partes de su anatomía que más cosas “dice” son las orejas. Es decir, la posición de las mismas nos indicará una cosa u otra.

Por ejemplo, si las orejas están bajas y hacia atrás indican que nuestro perro está preocupado por algo o que siente miedo. Si por el contrario, el animal pone las orejas rectas o estiradas, significa que está prestando atención. Si están hacia delante, quiere decir que el perro esté en posición de alarma.

Así, las orejas bajas hacia atrás denotan preocupación y miedo; las orejas rectas o estiradas significan atención y las orejas llevadas hacia delante comunican alarma. 

Atrás