Biografía de Celso Lagar

lagar.jpg

Celso Lagar nació el 4 de febrero de 1891 en Ciudad Rodrigo, Salamanca. Hijo de un ebanista, Gumersindo Lagar, quien pudo haberlo influenciado en su elección por la escultura. Se marchó a Madrid para formar parte del taller de uno de los mejores escultores del momento, Miguel Blay, quien lo aconsejó para que se vaya a París a continuar su aprendizaje.

Durante 1910 y 1911 visitó Barcelona. Este último año el Ayuntamiento de Miróbriga le concedió una beca para estudiar escultura en la capital francesa. Durante esos años conoció al escultor Joseph Bernard, a Amedio Modigliani y a Hortense Begué, una escultura con la que compartió su vida desde que la conoció, en 1912, hasta la muerte de ésta en 1956.

Además, por este tiempo comenzó a abandonar la escultura por la pintura. Cuando estalló la Primera Guerra Mundial se fue a Barcelona, donde realizó una serie de exposiciones. En 1915 realizó su primera exposición individual en las Galerías Dalmau.

Regresó a Francia en 1919, y ya se asentó de forma definitiva. Durante el inicio de la Segunda Guerra Mundial fue su momento de esplendor, ya que expuso su producción en las mejores galerías parisinas (como Berthe Weil, Percier, Zborowski, Barreiro, Brouant, Druet). Además, su obra era abundante y constante, y su estilo tomó personalidad. En 1936 participó en la muestra de París de la Sociedad de Artistas Ibéricos.

De igual forma se vio obligado a emigrar de esa ciudad, y se refugió en los Pirineos franceses en medio de unas condiciones de vida muy complicadas. Luego de que la capital de Francia fuese liberada él regresó, pero no tuvo la repercusión que esperaba. Continuó exponiendo, pero ya no en las mejores galerías, y así, poco a poco, el éxito se fue diluyendo, comenzando los problemas económicos que afectaron al artista y a su mujer.

Cuando su mujer ingresó, el 30 de enero de 1956, en el hospital Broca, Lagar cayó en una profunda depresión, razón por la cual fue llevado, posteriormente, al psiquiátrico de Sainte Anne.

Desde entonces el artista estuvo sometido a una profunda depresión, de la que no salió hasta su muerte, a pesar de la labor de recuperación de su obra que inició el galerista Crane Kalman (quien redescubrió su producción en la segunda mitad del siglo XX).

Por orden judicial se realizaron dos subastas de obras suyas que permanecían en su taller, para pagar su estancia en el psiquiátrico, hasta que en octubre de 1964 regresó a Sevilla, con una hermana. Murió el 6 de septiembre de 1966.

De su obra artística se han destacado sus paisajes de Honfleur y Normandía, las escenas de toreros, sus bodegones y, sobre todo, las escenas circenses (por lo que su arte sobresalió).

Celso Lagar perteneció a la primera generación de la Escuela de París. En un principio estuvo influenciado por vanguardias de todo tipo, como cubismo, fouvismo, pero luego su paleta se hizo más fría, aunque los temas siguieron siendo los mismos.

Aunque también tuvo conexiones con otros movimientos como el vibracionismo -de Rafael Barradas-, el biologismo -de Joaquín Torres-García-, el simultaneísmo -del matrimonio Delaunay- o de artistas como Vázquez Díaz, Norah Borges, Rafael Alberti; la mayoría de ellos perteneciente entonces al movimiento ultraísta. Su actividad como ilustrador en revistas españolas fue interesante, por ejemplo en: la Revista Nova, Un enemic del Poble y Troços, etc.

De sus primeras producciones se destacan La vida en el campo, el Retrato de Xavier Montsalvatge, Ensayo de luz por el planismo o Retrato de nena. También vale nombrar a: Desnudo, Arlequins, Jeune acrobate, Clonws et haltérophiles y Les bohémiens.

Sus cuadros se encuentran en numerosos museos de toda Europa, como: La Rochelle, Castres, Honfleur (Francia), Petit-Palais de Ginebra, Museo de Arte Contemporáneo de Madrid y en prestigiosas colecciones como la de Crane Kallman (Londres) o Zborowski (París).