El “golpe de una pulgada” de Bruce Lee explicado por la ciencia

Todos recordamos a Bruce Lee. El actor y cineasta que siempre sorprendía con sus artes marciales. De hecho fue uno de los más reconocidos de todo el mundo, gracias a renovaba dichas artes marciales, buscando más perfección en ellas. Tanto es así que hasta llegó a crear un método propio de combate.

Si lo conoces a él, quizás también conozcas el llamado “golpe de una pulgada”. Como bien su nombre indica se trata de uno de los grandes golpes que realizaba, pero en corta distancia, de ahí que se mencione la pulgada. Ahora la ciencia también lo explica de una manera muy clara. ¡No te lo pierdas!.

bruce-lee-tecnicas-explicadas-por-la-ciencia

Bruce Lee, su historia

Para saber cómo podemos llegar a hablar de “El golpe de una pulgada”, tenemos que conocer primero la historia de Bruce Lee. Como bien hemos comentado el actor contagió su pasión por las artes marciales a todo el mundo y a todos sus seguidores. Con tan solo 13 años ya comenzó a entrenar.

El mundo del cine se le puso por delante, también a temprana edad. Así que, consiguió varios papeles en diversas películas. Claro que cuando cumplió los 18 años, se fue a Estados Unidos y allí estudió Filosofía. Poco tiempo después, y casi sin darse cuenta, Bruce Lee ya contaría con dos escuelas donde enseñaba todos sus conocimientos de artes marciales.

bruce-lee

Poco a poco y gracias a estas clases y a duros entrenamientos, Lee iba mejorando sus técnicas e integrando nuevas formas de combate. Unas formas personalizadas, a las que llamó, “Jeet Kune Do”. Lo que podemos traducir como el camino del puño interceptor.

“El golpe de una pulgada” de Bruce Lee

Ahora que ya conocemos un poco más de su historia, nos vamos a centrar en lo que nos ha traído hasta aquí. Cuando vemos una película de este tipo, siempre pensamos que todo está bien programado y que forma parte de un guión estudiado. Pues bien, no siempre tiene porqué contar con estas características.

golpe-de-una-pulgada-bruce-lee

En ocasiones, también podemos apreciar cómo las innovaciones son parte fundamental de una técnica tan conseguida como ésta. Uno de los golpes que le hicieron famoso es el que hoy nos ocupa. Un golpe cercano que en cuestión de pocos segundos puede provocar un gran batacazo para su oponente.

Claro que no solo es el puño el que se ve involucrado en una situación como ésta. La ciencia pone su grano de arena y es Jessica Rose, la investigadora que ha lanzado este estudio. Parece que aunque el golpe se da realmente con la mano o el puño, también es todo el cuerpo quien reacciona a ello.

Justo en el momento del golpe de una pulgada, se puede apreciar cómo el cuerpo se pone en marcha. Sus piernas se estiran y las rodillas también sufren una ligera extensión. Al mover de esta manera sus piernas, hará que las caderas no se queden en la misma postura. Se girarán también de forma muy rápida y le da fuerza en el brazo que va a usar para dar el golpe.

Cuando la mano va a dar el golpe se retirará de una manera más rápida aún. Jessica Rose advierte de que ésto ocurre porque tan solo de esta manera el tiempo del impacto puede ser algo menor. Aunque por otro lado, es una de las mejores maneras para aguantar la fuerza y que el golpe final sea de lo más intenso.

Aunque parezca algo sencillo, no lo es tanto. Para conseguir un golpe perfecto, cada una de las zonas que se ponen en movimiento, tendrán que hacerlo en el momento justo e idóneo. Bruce Lee coordina tanto las piernas como las rodillas, así como los codos e incluso las muñecas.

¿Cómo se consigue un golpe como éste?.

Ahora que ya sabemos la técnica y cómo se ejecuta, no solo es cuestión de fuerza o de poder coordinar el cuerpo de una manera correcta. Todavía hay algo más detrás. Parece ser que la neurociencia es la que va a determinar las cualidades de dicho gesto.

bruce-lee-artes-marciales

Después de varias investigaciones se ha llegado a la conclusión de que los músculos no son los que pueden dar peores golpes por sí solos. Siempre tiene que haber una técnica tras todo ello. Así es que la coordinación y la fuerza tienen que ir unidas y todo ello se encarga de dar la orden a las células cerebrales. De este modo las conexiones son todavía más certeras y únicas, así como ejemplares.

Ahora ya tenemos un poco más claro que todo va unido y ligado. Que no se dan los golpes así solos y que todo tiene que llegar su  propia relación. Tanto es así que pocos son los que consiguen una técnica como ésta. De ahí que Bruce Lee se uno de los únicos en su especie.

Comentarios
¡Síguenos en Facebook!