Películas para San Valentín

Las mejores películas para San Valentín. Nos gusta ir al cine acompañados. Todavía más si nos acompaña nuestro hombre/mujer ideal. Y aún más en fechas señaladas como San Valentín. Si eres de esos románticos que espera al 14 de febrero para tener una sesión cinematográfica con su enamorad@, vamos a darte algunas pistas.

Tras el salto, encontrarás algunas recomendaciones para todos los gustos: los sensibles, los románticos, los nostálgicos y también para los que odian San Valentín. Títulos que están actualmente en las carteleras y películas para que veas en casa. Prepara las palomitas y los pañuelos de papel.

Hay clásicos que aunque veas mil veces siempre te emocionarán. Es el caso de Los puentes de Madison, El paciente inglés o Casablanca, con su mítica frase: “Siempre nos quedará París”. Humprhey Bogart es un recurso infalible para San Valentín. Y si te gusta el blanco y negro pero buscas algo más actual, puedes ir a ver The artist, actualmente en los cines. Una historia de amor que rinde homenaje al cine mudo.

Los más llorones pueden tirar de filmoteca o videoclub y ver Ghost, Titanic, Noviembre dulce o Postdata, te quiero. Hilary Swank y Gerard Butler te enternecerán el corazón con esta última propuesta.

También está el grupo que odia San Valentín y encuentra en cada 14 de febrero un nuevo desafío. A ellos les propongo San Valentín sangriento. Mucha sangre y vísceras pero nada de amor.

A los que se atrevan a hablar sin tapujos de las relaciones de pareja y quieran ver todas las caras del amor, les propongo Closer. Yo salí muy chafada del cine después de verla, pero la recomiendo. El reparto es brillante y el argumento muy interesante.

El recurso más fácil es alquilar una de Disney, aunque caes en el riesgo de parecer infantil. No les hagas caso y disfruta de Aladín o La bella y la bestia. Ésta última la puedes encontrar en formato DVD, aunque yo te recomiendo la edición diamante en Blu-Ray.

Blue Valentine, One day, Grease, Pretty woman, Crepúsculo, Memorias de África… el cine nos ha regalado millones de historias de amor. El 14 de febrero es un buen día para ver alguna der ellas.