Más que una pesadilla, se podría decir que se volvieron indispensables en el cine de terror. Llevamos años pagando la entrada a una sala para vivir el verdadero terror, aunque algunos se niegan, y lo veo normal.

A muchos nos ha pasado que al salir de la sala, nos volvemos paranoicos, y descubrimos miedos que antes no tenían cabida en nuestras vidas. Así que aquí te tengo una lista de los objetos que más pavor han provocado al público en las salas de cine.

2La ducha o bañera

cine-ducha

Si hay algo que nos pone en verdadera tensión en la sala del cine, es cuando el protagonista acude a darse un baño. Siempre son momentos que te hacen contener la respiración, lo cual es lógico.

Los directores no siempre un objeto como centro del terror, en ocasiones, son ciertas localizaciones de la casa las que mejor funcionan. Y es que no impacta igual ver a un asesino escondido debajo de la cama, que apareciendo por la espalda de un tranquilo personaje.

Sobretodo si este está completamente indefenso metido en la bañera o en su ducha. Es el momento en el que cierra los ojos para tener un momento relajante. En ese instante, todo el cine contiene la respiración, y espera que suceda el golpe.

La película Psicosis, de Alfred Hitchcock, fue la que marcó un antes y un después en cuanto terror y los gritos de los actores.