Matt Groening volvió a apostar por las historias de dibujos animados, tras su gran éxito con Los Simpson y hasta con Futurama. Ya se le conocía como el Rey Midas de la pequeña pantalla, porque todo lo que tocaba se convertía en oro. Pero hasta el momento, porque parece que en su última idea de producción, los fans no están totalmente de acuerdo. (Des) encanto no pareció convencer del todo.

Es cierto que siempre hay que dar una segunda oportunidad y Netflix también lo ha hecho así como una segunda temporada. La serie de animación no ha conseguido llegar a lo que se esperaba. Por eso, hoy buscamos esas razones que han impedido que despegara de una manera más que repentina. ¿La has visto? ¿Qué opinas sobre ella?

2La historia no engancha desde un primer momento como en Los Simpson

series matt groening

Lo cierto es que cuando se inicia una serie nueva, lo bueno es que te enganche desde un primer momento. Porque sino, es complicado que queramos ver más de ella. Seguro que recuerdas el primer episodio de Los Simpson. Porque te hizo volver a pensar en cuál sería el siguiente que verías. Rapidez en diálogos y momentos que entretienen.

Pero en este caso, parece que la historia no termina de arrancar en los primeros capítulos. Sí vemos a una princesa que no quiere realmente cumplir con lo estipulado y que huye de su propia boda. Pero a partir de ahí, cuando esperábamos más, todavía falta para que dé el gran salto y tenga un poco más de movimiento. Quizás es otro de los puntos que hacen que perdamos el interés por el camino.