A Ariana Grande se le viene un gran problema encima. Pero no nos referimos al que tiene en común con Justin Bieber y Miley Cyrus, los cuales tienen una denuncia por plagio en su canción ‘earth’. El problema de Grande viene por una publicación de una foto ¡en la que sale ella misma!

Pero no todo es malo en estos momentos. Pues ha recibido una noticia que le ha llenado de orgullo. Su marca fetiche, Givenchy, le ha pedido que sea la embajadora de su firma. Esta ha rescatado sus diseños más icónicos, para que así la cantante se presente como su imagen.

1La nueva embajadora de Givenchy

View this post on Instagram

🖤 #arivenchy #GivenchyFamily @givenchyofficial

A post shared by Ariana Grande (@arianagrande) on

Ariana Grande es la nueva embajadora de Givenchy. Lo que es todo un honor para la cantante, pues gracias a ello, ha podido lucir el mítico vestido de su musa, Audrey Hepburn. Hablamos del que la firma le creó especialmente para la película ‘Desayuno con diamantes’. Este vestido ha sido usado en los ‘teasers’ publicados en las redes sociales.

La ‘maison’ ha tomado la decisión de bautizar la unión con el nombre de ‘Arivenchy’. En Instagram han elogiado la fuerza, independencia y talento de la nueva musa de su firma. “Ella encarna de forma natural el espíritu de la mujer Givenchy con impertinencia, generosidad e ingenio y todo ello envuelto en un toque de misterio“.

Atrás