Remedios caseros que pueden quitarte la vida

Son muchas las ocasiones en las que los remedios caseros son protagonistas. Nos gustan porque se trata de soluciones rápidas a ciertos problemas, así como económicas. Pero en ocasiones pueden pasarnos factura, ya que no son tan buenos para la salud como se pensaban.

Es cierto que la gran mayoría se ha usado en otros tiempos. Claro que no tenemos los testimonios recogidos para saber si realmente habían funcionado. Aún así, aconsejamos no probar por si acaso. Ya solo viendo de qué están compuestos estos remedios caseros, nos damos cuenta de que es mejor no copiarlos.

Descongestionante nasal

remedios-caseros-fumar

Hoy en día es muy sencillo conseguir un descongestionante, porque en toda farmacia te lo venden. Pero claro está que hace años y años, no era lo mismo. Tiraban de los remedios caseros, que no sabemos bien si era mejor o peor idea. Porque parece que con la lista de los ingredientes, en lugar de poner solución a este problema, casi parece que lo empeoraba. Volviendo a antaño, los curanderos de la época tenían unos consejos muy caseros, pero poco apropiados.

Su recomendación era fumar hojas de una planta, para que el aire entrara por la nariz y tuviera el poder de descongestionarla. Aunque también solían tener inyecciones con ácido bórico y agua, que se usaba varias veces al día. Pero no solo eso, parece que la descongestión tenía numerosos trucos a poner en práctica, porque otro de ellos era el inhalar una combinación compuesta por amoníaco, yodo y un bactericida. ¡No se os ocurra ponerlo en práctica!.