Regenera tus cartílagos con estos alimentos

Los cartílagos son una parte del cuerpo a la que no siempre le prestamos la atención que se merece. Se trata de un tejido que reviste nuestras articulaciones y cuya misión principal es que no haya roces entre ellas, permitiendo así su movilidad. Sin embargo, con el paso del tiempo es normal que se vayan desgastando. Pero no hay que resignarse a sufrir dolor o molestias, te explicamos cómo regenerar los cartílagos de una forma sana y natural.

La edad y la práctica de ejercicio, así como el sobrepeso, pueden provocar que el cuerpo vaya perdiendo cartílago. El resultado es que los huesos de la articulación rozan y provocan dolor. En los casos más graves incluso la movilidad se llega a resentir. Lo bueno es que si haces algunos cambios en tu dieta puedes ayudar a tu cuerpo a cuidar tus cartílagos.

como regenerar los cartilagos

La vitamina C es un antioxidante que debes tener muy presente en tu dieta si quieres mantener tus articulaciones y cartílagos en perfecto estado. Esta vitamina ayuda a producir colágeno y además ayuda al funcionamiento de los vasos sanguíneos. No te olvides de incluir en tu dieta alimentos como naranjas, uvas, lechuga, cebollas, fresas, tomates o repollo.

La lisina también te puede resultar de mucha utilidad a la hora de regenerar los cartílagos. Se trata de un aminoácido que facilita la absorción del calcio y ayuda al cuerpo a producir colágeno.

La falta de lisina en nuestro cuerpo reduce la capacidad de regeneración de los tejidos y hace que nos sintamos más cansados. Para evitarlo no pueden faltar en tu dieta los huevos, las legumbres, las carnes rojas, el pescado, los frutos secos, el queso y la levadura de cerveza.

La hidratación es esencial para que tu cuerpo esté siempre en óptimas condiciones y para ello hay que beber unos dos litros de agua al día. Lo que quizá no sabías es que el agua también te ayuda a regenerar los cartílagos de forma natural. Un cuerpo bien hidratado es un cuerpo que regenera bien los tejidos y por tanto capaz de mantener en buen estado los cartílagos.

El colágeno es otro ingrediente esencial en la buena salud de los tejidos. Si no quieres tomar ningún tipo de suplemento químico, la mejor manera de aportar colágeno a tu organismo es a través de la gelatina baja en calorías. Puedes tomarla como postre o añadir gelatina sin sabor a tus platos para elaborar recetas saladas.

El Omega 3 es muy beneficioso para el cartílago de la rodilla. Notarás mejoría si reduces las grasas saturadas y las sustituyes por ácidos grasos Omega 3 presentes en alimentos como las acelgas, las sardinas, los mariscos, las semillas de chía y las espinacas.

Además, para cuidar tus cartílagos no te olvides de mantenerte en tu peso y hacer ejercicio de forma moderada, realizando siempre calentamiento antes de empezar y estiramientos al finalizar.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

¡Síguenos en Facebook!