¿Provocan cáncer las ondas de los smartphones?

Ha sido uno de los temas más debatidos y todavía, lo sigue siendo. ¿Provocan cáncer las ondas que emiten los smartphones?. Es una de esas preguntas que a todos nos interesa pero que realmente no se ha llegado a contestar de una manera precisa. Hasta el momento, porque ahora ha salido un nuevo estudio que sí aporta los datos suficientes.

Sí es cierto que han sido muchos los que han investigado sobre esta temáticas. Las pruebas en laboratorios y con ratones no se han hecho esperar. Tras intensas jornadas debatiendo esta cuestión, hay que decir que quizás el resultado te va a sorprender, después de tantos juicios emitidos. ¡Descúbrelo!.

smarphones-radiaciones

Primero resultados acerca de las ondas de los smartphones

Aunque siempre se nos ha dicho que un uso prolongado del teléfono móvil podía ser nefasto, nunca nos lo hemos creído del todo. Así es que en el año 2011, un estudio arrojó la sombra de la duda. Fue el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer quien aseguraba que la radiación que emitían los teléfonos, podía provocar cáncer en los seres humanos. Algo que sin duda, sembró el pánico, a pesar de que no era seguro un 100%.

El CCARS de Madrid volvió a investigar entorno a los resultados que había. Pero no solo en cuestión de smartphones sino en cuestión de todas las ondas que se desprenden tanto de ellos como de los ordenadores o del wifi. Finalmente, el resultado fue contrario al anterior. Se estableció que realmente no había evidencias de una posible enfermedad ante el uso de dichas nuevas tecnologías y el estar cerca de las ondas que emiten.

Pero aún hay más. Ya que el nuevo estudio viene de la mano del NIEHS, dentro del marco National Toxicology Program, que experimentaron con ratas y ratones. Según parece, algunas que estuvieron expuestas a esta radiación les apareció un tumor en el corazón. Mientras que otras salieron tal y como entraron: sanas y saludables. Según parece, aunque pienses lo contrario, los investigadores afirman que en los humanos no hay peligro.

Aunque los resultados han visto cómo algunos ratones macho sí sufrían dichos tumores, parece que han estado expuestos a una radiación muy superior a la que nosotros solemos estar. Se dice que no reflejan el uso real que hacemos de los smartphones. Por lo que el resultado no podemos tomarlo como indicador de nada malo. Para que te hagas una idea, los roedores estuvieron sometidos a las ondas durante un par de años y nueve horas diarias. Algo que nosotros, seguro que no estaremos tanto tiempo. Más que nada porque sería hablando por teléfono y no por tener el móvil en nuestras manos. Así que la conclusión es que no hay de qué preocuparte. El problema de tener una enfermedad por esta vía es “muy débil”.