¿Qué fue de la polémica con el aceite de palma?

El aceite de palma ha dado mucho de qué hablar durante el año 2017. Una polémica que incluso llevó a varios supermercados a eliminar todos los productos que contenían dicho aceite en las denominadas marcas blancas. Tanto fue así que la Asociación Española de Consumo, aseguraba estar trabajando para mejorar las composiciones de los alimentos.

Solo así, podríamos estar ante una mejora de la salud en general. Si mejoran los ingredientes, nuestro organismo también se verá afectado a este cambio. Pero parece que no es algo tan sencillo. Ni de eliminar, como puede ser el aceite de palma, ni tampoco de controlar en otro tipo de productos. ¡Entérate de lo que ha ocurrido con esta polémica y de una nueva que llega!.

aceite-de-palma-origen

Qué fue de la polémica con el aceite de palma

La polémica saltaba cuando se anunciaba que el aceite de palma podría dañar gravemente nuestra salud. Eran muchos los productos que estaban hechos con el ingrediente en cuestión. Desde galletas hasta ciertos aperitivos o chocolates y otros productos que tenemos por casa. ¿Por qué la polémica en sí?, pues a modo de resumen podemos decir que era porque este aceite tiene más de un 50% de grasas, frente al 12% que tiene el de girasol.

Debido a esta cantidad de grasas saturadas, podría elevar los niveles de colesterol y favorecer la aparición de enfermedades cardiovasculares o bien, de cáncer. Este aceite lleva un proceso de refinado para el cual se van formando ciertas sustancias o moléculas que al calentarse, son las que pueden favorecer la aparición de algún tipo de cáncer. Además del problema en la salud, que no es poco, estaba el del medio ambiente.

aceite-de-palma-toxico

Debido a su método de producción hablamos ya de deforestación en zonas como Indonesia, ya que allí se ha duplicado el cultivo. Claro que hay quien piensa que si fuera tan perjudicial, hubieran puesto medios mucho antes. Porque no solo el problema está en el aceite de palma. Ya que si a un producto procesado se le quita dicho aceite, siempre quedarán azúcares y otros ingredientes que no lo hacen más sano.

Así que, parece que es un demonio para la salud. Aunque los que están a su alrededor en forma de ingredientes tampoco se quedan atrás. Esta polémica ha llevado a que algunas empresas vuelvan a colocar nueva información de sus productos. Retirando el ingrediente en cuestión pero dejando otros que tampoco son tan saludables como pensamos. Así que, se puede decir que estamos rodeados cuando se trata de elegir alimentos saludables, porque no nos podemos fiar ni de los que nos dicen que realmente lo son.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

¡Síguenos en Facebook!