Tu ombligo habla de tu salud, prestale atención!

Sin lugar a dudas hay partes del cuerpo a las que prestamos más atención que a otras. Ya sea por convención social (como pechos y glúteos), por ser más relevantes (como brazos y piernas), o sencillamente por ser más vistosas (como los diferentes colores de ojos). Pero en contraposición, hay otras zonas que tomamos muchos menos en cuenta, como el ombligo, ¿te has preguntado lo que tu ombligo puede decir de tu salud?

Para la mayoría de las personas, esta pequeña cicatriz que nos queda en el abdomen luego de que se cae el cordón umbilical, no es más que nuestra primera marca. Sin embargo, hoy te contaremos todo lo que puedes saber de ti con solo observar su forma.

Tu ombligo habla de tu salud1

 

¿Cómo puede verse tu ombligo?

Hacia afuera

Este tipo de ombligo se reconoce fácilmente, pues sobresale de la línea media del estómago, lo cual lo hace recibir también los nombres de “botón” o “sobresaliente”. Las personas que presentan esta característica suelen ser más propensas a sufrir hernias (pero no te asustes, no significa que te pasará eso si tu ombligo es de este tipo) por lo cual recomendamos tener especial cuidado al momento de levantar peso, para evitar la presión en la zona lumbar.

Hundido

Si luce hundido, puedes tener tendencia al sobrepeso, ya que cuando existe mucha grasa abdominal, la misma genera que la barriga rodee al ombligo haciendo que se retraiga y se profundice, por lo que también es llamado “en forma de pozo” o “profundo”. En el caso de personas delgadas que presentan este tipo de ombligo, suele tratarse de individuos con propensión a problemas de tipo digestivo. Es por esto que si es así, te recomendamos llevar una dieta sana y balanceada.

En forma de “U” o de “C”

El ombligo en esta forma es uno de los menos comunes, y es considerado de los más llamativos estéticamente. Si tu ombligo es de este tipo, puedes ser más propenso a problemas de tipo renal y de la piel; por lo cual te recomendamos mantener altos niveles de hidratación, que te servirán para mantener un buen funcionamiento de los riñones, y conservará la piel joven y elástica. Además, existe otra ventaja de este tipo de ombligo, y es que se ha asociado a personas con genes más fuertes, y cuyos hijos suelen ser más sanos y con menos enfermedades genéticas.

En forma de almendra

Este se caracteriza por ser de tipo estrecho y alargado, permitiendo ver el fondo, que suele ser plano y con algunas líneas observables. Esta forma se ha asociado con personas que presentan con más frecuencia migrañas, y en especial dolores musculares. Así, que si tu ombligo es así, te recomendamos siempre tener una aspirina contigo y llevar rutinas de ejercicio moderadas pero constantes.

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

¡Síguenos en Facebook!