La celiaquía es una enfermedad que puede aparecer en cada etapa de la vida. Es decir, desde darnos cuenta en niños como en adolescentes o en personas ya adultas. Sea como fuere, todavía hay un alto nivel de personas que no están diagnosticadas con esta enfermedad, a pesar de presentar numerosos síntomas.

No se sabe a ciencia cierta el origen de esta enfermedad. En ocasiones se le atribuye a momentos de estrés, tras alguna infección o bien operación. Pero como decimos, no se puede determinar claramente. Lo que sí vamos a hacer es hablar de esos síntomas más claros cuando se trata de la celiaquía.

Estar fatigados durante mucho tiempo

celiaquia-cansancion

Sin duda, el cansancio puede ser parte de nuestro día a día. Sabemos que el ritmo de vida que solemos llevar no siempre terminar con mucha energía en el cuerpo, sino todo lo contrario. Las pilas se van descargando a lo largo del día y por eso, hay que tener en cuenta las actividades que realizamos, antes de pensar en que tenemos algún tipo de enfermedad. Pero si notas que tu ejercicio es nulo y te sientes fatigado haciendo muy poco, puede ser otro de los signos de la celiaquía.

El sentirse fatigado durante un tiempo prolongado es otro de los síntomas más comunes, sobre todo en los adultos. Aunque en los niños también habrá un cansancio y que viene de la mano con un cambio de humor. Sabemos que los pequeños siempre son un espejo de todo aquello que siente, porque lo reflejan a la perfección. Pues en este caso, aunque los síntomas pueden variar ligeramente en cada persona, hay otros que coinciden como este.