Sálvame es uno de los programas más longevos de nuestra televisión y desde sus inicios está envuelto en polémica. Bien por sus contenidos, por sus colaboradores, o por una mezcla de ambas cosas, pero el programa pocas veces pasa desapercibido. Analizamos a continuación sus polémicas más sonadas.

1El problema de los contenidos en horario infantil

Sálvame ha sido multado en incontables ocasiones por saltarse las normas que protegen los contenidos de adultos en horario infantil

Uno de las polémicas siempre ha planeado sobre Sálvame es el de los excesos y las faltas que cometen respecto al órgano regulador de los contenidos televisivos.

Por una parte, Sálvame ha desoído en múltiples ocasiones la ley que dice que no pueden emitirse productos publicitarios sin advertirlo.

Pero donde más ha violado la normativa es en la de emitir contenido no apto para menores en horario infantil. Es, sin ninguna duda, en este sentido donde Sálvame ha tenido más denuncias En este sentido, y tras pagar multas de cuantías considerables finalmente han decidido dividir el programa en tres partes. Sálvame Limón, de 4 a 5, que es un poco más libre puesto que los niños están en el colegio; Sálvame Naranja, en horario protegido, y finalmente, a partir de las 8, vuelven al horario normal en Sálvame Banana.

Atrás