Ser guionista de televisión es una profesión complicada. Además de estar mal pagada – en el mundo audiovisual el gran reparto se hace entre actores, directores y productores – en muchos casos no gozan de libertad creativa y están atados a los giros o cambios que los productores, por una cuestión de rentabilidad les impongan. De hecho, se ha dado con relativa frecuencia, la circunstancia de que una serie haya empezado con un determinado guión y argumento y de repente, por un giro inesperado, éste cambia por completo. Hay pocas series que soporten estos cambios tan bruscos sin que su audiencia se resienta. Hoy queremos comentar contigo las series que cambiaron su argumento y disgustaron a la audiencia.

224

Parece que FOX está preparando la precuela de 24

24 es una de esas series que está llena de cambios de trama puesto que es un thriller de suspense y su continuidad se basaba en mantener a los espectadores pendientes siempre de giros inesperados y emoción a raudales.

Pero uno de los giros que la audiencia no encajó nada bien fue descubrir que Nina Myers, la fiel aliada de Jack Bauer fuese la espía que se había colado dentro del equipo.

Para gran parte de la audiencia este giro le dio mucha más emoción a la serie. Para otra, como hemos dicho, fue una traición que no pudieron superar.