La Casa Fuerte es el último descubrimiento de Mediaset en cuanto a realities se refiere. Hablamos de un concurso que se nos presenta como novedoso. Y probablemente lo sea, aunque la casa en la que se desarrolla ya la conociéramos. Sin embargo, al final, los personajes son conocidos y lo que nos mueve al público son los problemas que siempre surgen en la convivencia.

Es decir, que la mecánica del concurso se centra en cazar la fortuna ajena, siete parejas de famosos conviven, unas en cómodas habitaciones y otras en el jardín, al final lo que se prima es la diferencia para que surjan los roces.

Los afortunados residentes participan diariamente en pruebas gracias a las cuales ganan dinero que deben guardar en la caja fuerte de sus habitaciones. Los asaltantes, que viven en el jardín, también compiten con la finalidad de ganar a sus rivales y poder quitarles la habitación, con la caja fuerte incluida claro.

Los residentes puntúan la convivencia todas las semanas y la audiencia es la que decide si la pareja asaltante gana a la residente o a la inversa.

2Insultos a gritos entre los participantes

Los gritos hacen que sea prácticamente obligatorio bajar el volumen de la tele durante la emisión de los programas y las galas. Las vejaciones entre los participantes son constantes y sí, se suelen tirar a lo más bajo.  Oriana Marzoli, comenzó su carrera televisiva en el  programa de Mujeres y Hombres y Viceversa, donde también fue tronista. Pero también la hemos visto en  Supervivientes 2014 y en GH VIP 7, programa que abandonó a los dos días. Es decir, que sabe bien de qué va esto de los realities shows, pues no escapa a los insultos ni evita las movidas. Fani, que durante un tiempo fue su amiga o como ella dice “más bien un chicle en el zapato” la calificó más o menos, sin utilizar directamente el término de “prostituta”. También se escucharon entre ellas los insultos de tonta e imbécil, vamos que se llevan bien a rabiar.

Pero lo cierto es que Oriana tampoco se queda corta y la hemos escuchado desear la muerte a Iván y llamar cornudo a  Christofer cada dos por tres. Pero los insultos que recibe el pobre Chritofer no se quedan ahí, hemos escuchado como le llamaban “calzonazos”, “anulado”, “poco hombre”, vamos que si el chico sale del programa con la autoestima intacta será más bien un milagro.

Aunque inocente, inocente tampoco es Christofer que ha sabido afilar los cuchillos llamando Gremlin a Yola Berrocal.

Fani no solo e ensañó con Oriana, su saludo a Leticia Sabater cuando esta se mostró sorprendida de que aún no hubiese abandonado el concurso, fue algo así como “Pedazo de paleta, ignorante”.

Añadamos a todo esto el insulso nivel de las conversaciones que mantienen en la casa y una dosis de escupitajos. Sí porque hasta escupitajos ha habido que han llevado a algún concursante en pensar en abandonar La Casa Fuerte.