Es cierto que sucede más de una vez, pero que siempre nos solemos dar cuenta. Sobre todo cuando se trata de un personaje principal. Ya que si nos reemplazan unos actores por otros, aún haciendo el mismo papel, no es lo mismo. De ahí que muchas veces se tengan que enfrentar a una serie de críticas que los productores aceptan sin problema.

Ya que cuando una serie tiene éxito, pero uno de los actores o actrices la deja, siempre hay dos opciones. Una de ellas sería matar al personaje, que no siempre está en la mente de los directores, o bien, sustituirlo por otro actor pero manteniendo el mismo papel en la serie. Esto último es lo que vamos a ver y que seguro, te sonará más de lo que piensas.

2El príncipe de Bel-Air y la tía Vivian

Conocimos a una Vivian Banks que era de lo más cariñosa con sus hijos y también con su sobrino, Will, que llegaba para comenzar una nueva vida. Su hermana se lo había encomendado y como tal, Vivian intentaría entenderlo de la mejor manera posible. Todos nos acordamos de ella, de sus actores y de la serie en general, porque fue otro de los grandes éxitos en los años 90.

Durante los 3 primeros años de la serie, este papel fue interpretado por Janet Hubert-Whitten. Pero después, un día cualquiera apareció otra tía Vivian. En este caso se trataba de la actriz Daphne Maxwell. Se dice que la primera tuvo que dejar la serie al quedarse embarazada. Otros dicen que por este motivo, incumplió su contrato y la echaron.