Las películas de terror nos han dejado pegados al sofá en más de una ocasión. Nos hemos asustado, las hemos vivido y nos hemos hasta divertido con ellas, pero es cierto que también tienen su parte más original. Ya que tras las cámaras, no es todo oro lo que reluce y en ocasiones, es una buena manera de quitarse ese miedo que tenemos tan presente.

De ahí que el terror se pueda ver en diferentes formas y aquí os presentamos cómo con unas simples imágenes nos damos cuenta de que todo ese miedo se ha desvanecido. Eso del delante y detrás de las cámaras es algo bastante complejo y aquí lo vamos a ver. ¿Estás preparado para que se te caigan algunos mitos?

1Chucky

chucky

Como bien sabemos, Chucky también ha sido llevado al mundo del cine con un gran éxito. Se trataba de un muñeco diabólico, que había sido poseído a través de la magia del vudú. Al contar con un gran éxito, se hicieron varias secuelas de la película.

Se nos mostraba a un juguete totalmente terrorífico. Pero claro, viendo esta imagen disfrutamos de ver cómo los cables son su medio de vida y que realmente se le han terminado las ganas de ir matando y atemorizando a todos los vecinos.

Atrás