Uno de los motivos por los que surgió la tecnología es para  hacernos la vida más fácil. E incluso en algunos casos para poder incluso salvárnosla. Este es el caso de la que se pone en marcha en la carretera. Es decir, inventos que nacen con la intención de que podamos salvar la vida si surge un problema. Toma nota porque son unos dispositivos que todos deberíamos llevar. Vamos que la DGT les debería hacer obligatorios.

Los accidentes de tráfico se han cobrado la vida de 802 personas en lo que va de año, según datos provisionales de la Dirección General de Tráfico (DGT). En septiembre de 2019, un total de 97 personas se dejaron la vida en las carreteras. Afortunadamente, cada vez son menos. Y un factor importante son las nuevas medidas de seguridad que gracias a la tecnología llegan en los coches.

2Control de estabilidad con tecnología

Es uno de los avances de la tecnología que más vidas han salvado en los últimos años en la carretera. El sistema consigue que el vehículo mantenga la trayectoria marcada por el conductor y no derrape.

Está demostrado que reduce el número de accidentes graves hasta en un 50%. No te hablamos de coches ecológicos, pero sí de grandes avances.

Incuso la ONU, que se ha marcado el objetivo de reducir de aquí al 2020 a la mitad las muertes de tráfico, ha calificado este sistema como el más importante de todos en materia de seguridad. Uno de los elementos de seguridad que ahora mismo tiene que ir incluido en todos los vehículos que salen de fábrica.