Son de esas cosas que cuando las ves no las prestas atención, pero cuando te las cuentan te das cuenta de lo que te están hablando. A diario lo vemos en los teclados de los ordenadores pero no todos los usuarios saben para qué sirven. Hablamos de las teclas F y J. Echa un vistazo y verás que tienen una muesca, o relieve o raya que las diferencia del resto. ¿Sabes para qué sirven? Pues nosotros te lo contamos.

Se trata de una importante señal, ya que su finalidad no es otra que la de servir como guía de referencia para escribir. Se usan en mecanografía para escribir sin tener que mirar los teclados del ordenador. Sin embargo, es una historia bonita que nos gustaría contarte. Un poco más de culturilla y un dato que podrás contar en cualquier reunión de amigos.

1Su origen

Su origen se remonta a 2002. Es decir, no hace mucho; por lo tanto, no todos los teclados lo van a tener. Estas marcas discernibles al tacto fueron ideadas por el inventor June E. Botich de Naples (Florida, EE.UU.) con el propósito de mejorar el proceso de aprendizaje y entrenamiento en la mecanografía, según consta en los registros del sitio Free Patents Online.

De esta forma, los dedos índices deben situarse sobre en estas letras y el resto de dedos encajarán bien en las letras ‘A’, ‘S’ y ‘D’, en el lado izquierdo, y en la, ‘K, ‘L’ y ‘Ñ’, por el lado derecho. Esa es la mejor manera de poder escribir de una manera muy correcta.

Atrás