Cómo son los robots asesinos que pronto estarán entre nosotros

Las nuevas tecnologías no solo se presentan en forma de dispositivos que tenemos en casa. Parece que también han dado un paso más allá en cuestión de armas y de la inteligencia artificial. Si vamos sumando conceptos, nos encontraremos con que en un futuro, estaríamos hablando de unos robots asesinos.

Quizás porque, según se dice, cuando hay un proyecto no solo se destina para hacer el bien. El mal también puede estar en dichos robots, quienes tomarían el control de los humanos en las guerras. Un tema que da para mucho que hoy vas a conocer de primera mano, porque cuenta con vital importancia.

robots

Los robots asesinos que estarán entre nosotros

La ONG tiene claro que si no queremos un futuro de robots asesinos, el humano tiene que actuar ya. Esto es porque hubo una cumbre de expertos que trataban el tema de las armas autónomas. En dicha cumbre, había un total de 80 países dando sus mejores ideas. Son muchos los que sostienen que siempre el control en estos temas tiene que estar marcado por las personas y no por las máquinas.

Pero cierto es que otros países como China o Rusia, optan más por la tecnología. Sería una tecnología basada en más armamento y más preciso, o quizás no. Porque entonces, pasados los años, estaríamos hablando de unos robots asesinos. Dichas máquinas sustituirían a los humanos pero sin un control como estos últimos. Porque por mucha inteligencia que lleven, siguen siendo máquinas.

¿Qué son las armas autónomas?

El CBU-97 Sensor Fuzed, es una de las armas más avanzadas de todo el mundo. Dotada con precisión inteligente y programada para detectar y destruir. El ‘Sea Hunter’, un submarino que no necesita tripulación para manejarse bajo las aguas, así como los drones. Todos ellos son máquinas o robots que suplantan a los humanos. Haciendo un trabajo meticuloso pero que no siempre puede ser sustituido por la cabeza pensante de una persona.

Parece que estas armas, son llamadas de destrucción masiva. Debido a lo que pueden conseguir, también se utilizarán en batallas sin antecedentes y a una escala mucho mayor. Por lo que podríamos estar hablando de desgracias bastante considerables, superiores a toda fuerza humana. Aunque hay científicos que aseguran que a pesar de estos avances, siempre habrá alguna manera de que el humano siga controlando las máquinas y que éstas no vayan por libre. Además, cuando hubiera un problema grave con las máquinas o robots, ¿quién iba a juzgarlos?, ¿se tendrían que sentar en un banquillo ante el juez?.