Todo lo que necesitas saber de Snapchat

Las nuevas tecnologías nos dejan programas y aplicaciones de lo más especiales. Si todos conocemos ya las más habituales como pueden ser Facebook, Twitter o bien, Instagram entre otras, la llegada de Snapchat ha sido toda una revolución para nuestros dispositivos.

En los últimos años ha sido una de las que más ha crecido, gracias a los usuarios. Se dice que más de 200 millones de ellos ya están disfrutando de dicha aplicación. Si todavía no la conoces o quieres sacarle el máximo partido a Snapchat, entonces no te pierdas todo lo que te traemos.

snapchat-simbolo-fantasma

Aplicación Snapchat

La aplicación está disponible tanto para iOS como para Android. Se descarga de una manera sencilla y es gratuita. Hasta aquí, como cualquier otra aplicación que ya conocemos. Claro que no se parece en mucho a las que antes hemos mencionado.

Más que nada porque sí es cierto que se puede compartir con otros usuarios tanto imágenes como vídeos, pero pasado un corto período de tiempo, todo se borra. Es decir, no es una aplicación para almacenar recuerdos como sucede con Facebook.

Es por ello que muchos de los usuarios le han dado un fin más que sexual. Comparten tanto vídeo como imágenes de alto voltaje porque saben que en cuestión de unas horas ya no habrá nada que pueda delatarnos sobre tal información compartida.

como-usar-snapchat

Cuenta en Snapchat

Una vez que la aplicación está instalada, tenemos que crear nuestra cuenta. Como un registro más, solamente tenemos que añadir la dirección de mail y nuestra edad. Sí, este es un requisito básico porque si tienes 13 años o menos, entonces olvídate de ella.

Tras completar este breve formulario, podrás elegir tu nombre de usuario. Dicho nombre será el que te represente porque aparecerá en el perfil. Es decir, será tu nombre público y de la manera que tus amigos podrán encontrarte en la red.

Puedes cambiarlo en cualquier momento, así que tampoco es algo que nos preocupe. También debes introducir tu número de teléfono para que te salgan todos los contactos de tu agenda que dispongan de esta aplicación. En una ventana principal te aparecen todos tus amigos y si quieres añadir uno, solo tienes que pulsar +.

aplicacion-snapchat-usos

Hacer fotos y subirlas

Tanto para hacer las fotos como los vídeos tenemos que ir a la pantalla principal. En ella tenemos un botón redondo que será nuestro pulsador de la cámara. Ahora solo queda hacer nuestra pose más especial y presionar dicho botón para realizar la imagen.

Eso sí, si quieres hacer un vídeo, debemos pulsar el botón unos segundos. De este modo se activará esta función y podremos grabar todo cuanto se nos antoje. En la parte derecha, podemos seleccionar la cámara y en la parte izquierda, estará el flash.

Desde luego, es todo muy sencillo, ya que la pantalla de la aplicación es fácil de usar. No es como sucede en algún caso que cuentan con numerosos botones o funciones. Aquí, como vemos, puede ser usada por todas las edades, permitidas, eso sí.

Los efectos para las imágenes

Algo que sin duda caracteriza a Snapchat son los efectos que se le pueden añadir a las imágenes. Seguro que los has visto en numerosas ocasiones. Hasta los famosos se atreven con unos efectos increíbles. Primero haces la fotografía y luego, la editas.

Tienes numerosos efectos para poder darle el toque final que más te guste. Puedes dibujar sobre la imagen, para ello necesitas pulsar el icono de pluma. Por otro lado, para añadir un pie de imagen, presionas en el centro de la foto y añades el título. Algo que también sirve para los vídeos.

También viene con varios filtros que podrás ir descubriendo deslizándonos por la imagen desde la derecha hacia la izquierda. Todo es cuestión de ir probando y verás que cada resultado te parece más atractivo que el anterior. ¡Un gran entretenimiento!.

filtro-ojos-snapchat

Temporizador

El temporizador se encuentra en la parte inferior izquierda de la pantalla. Éste se usa para ponerle tiempo a tu mensaje y cuando estará disponible entre tus amigos. Por regla general, el temporizador siempre se marca en 10 segundos.

Es un tiempo prudente para que tus amigos puedan ver la imagen, pero no para realizar capturas de pantalla o que la guarden de alguna manera. De este modo, podrás enviar todo tipo de material pero sin pensar que, pasado el tiempo, puede seguir circulando.

Para ajustarlo, tan solo tienes que pulsar el icono del temporizador y una vez dentro, podrás elegir el tiempo que quieres o necesitas. Entre uno y diez serán las bases para que tu imagen o vídeo estén disponibles. ¡Asegúrate bien de ello!.

Comentarios
¡Síguenos en Facebook!