¿Puede mi teléfono explotar en mi bolsillo?

Si te has preguntado en alguna ocasión si puede tu teléfono explotar en el bolsillo, hoy tendremos la mejor respuesta para ello. Porque la era tecnológica hace que apenas podamos separarnos de los móviles. Nos sirven para comunicarnos de una manera más sencilla. Es por ello que los usamos numerosas veces al día.

En ocasiones los colocamos de forma visible, pero en otras, se nos da por guardarlos en los bolsillos. De ahí nos llega la duda de si puede el teléfono explotar. Porque no es la primera vez que hemos escuchado noticias como ésta y claro, las dudas van asaltando cada vez más. ¡No es para menos, así que descubre lo que hay de verdad en todo ello!.

telefono-explotar

Puede el teléfono explotar en mi bolsillo

Cuando sale un nuevo teléfono y pronto tienen que retirar sus productos, es porque algo no ha ido tan bien cómo se pensaba. Aunque la tecnología siempre da un paso más allá, no siempre es el correcto. Más que nada porque los dispositivos también tienen sus errores y que no siempre son fallos de la tecnología propiamente dicha.

No importa qué tipo de teléfono móvil tengas, ya que todos y cada uno de ellos puede llegar a explotar. Sí, aunque suene así de trágico, es bien cierto. Más que nada porque se pueden dar ciertos factores que llevarán a que el móvil no soporte más y tenga que terminar de esta manera tan trágica. Los móviles cuentan con energía. Es la base para que funcionen de manera correcta. Necesitan de unas baterías recargables que, a altas temperaturas pueda no soportarlas.

telefono-explotar-calor

Pero ojo, con casos bastante aislados, pero realmente como respuesta a la pregunta sí es cierto que puede el teléfono explotar. Si quieres saber un poco más, te diremos que para que esto suceda, tiene que haber una sobrecarga en sus circuitos. Hay que recordar que el litio es uno de los compuestos de las baterías y es inflamable. Por lo que cuando se alcanzan temperaturas muy altas, no es algo tan extraño que tengamos los resultados mencionados. Así es que, por este motivo, siempre es mejor no guardarlos en los bolsillos ni tampoco tenerlos a temperaturas tan extremas.

Para poder evitar este susto, nada como no mantener el teléfono cargado durante mucho tiempo. Es decir, las horas justas para que se cargue y luego, retíralo. Protege siempre el dispositivo tanto del calor como del agua y demás problemas externos. Otra cosa importante: usa siempre tanto baterías como cargadores que sean originales. ¡Solo así no correremos riesgos innecesarios!.