El ser humano tiene un problema con eso de aparcar el coche. Y es que no sabemos si es por problemas de tamaño, de espacio o de cálculo pero siempre hay personas que no dejan de sorprendernos. Muchas veces eso de aparcar se convierte en todo un reto. Aún mayor que subir al Himalaya. Por eso no nos extraña que con estas maneras de aparcar el coche se hayan ganado una multa.

Un coche que ocupa dos plazas de garaje, otro que pisa parte de un paso de peatones o no respetan los espacios reservados para personas con movilidad reducida. Todo es posible en el mundo de los aparcamientos. De ahí que no nos extrañe que se lleven una multa. Aunque parece ser que muchos no aprenden ni por esas. Vamos a ver 10 maneras de aparcar el coche que se han ganado el premio en forma de multa.

1Sin mirar la raya

Seguro que esta situación la has vivido mil veces. Ya sea en el aparcamiento de un supermercado, del gimnasio o de un parking municipal.

El listo que deja su coche en mitad de la raya que se separa dos plazas de garaje. Pues nada, multa al canto y todos contentos. Esa es la mejor medicina contra estas personas.

Que sepas que según el Reglamento General de Circulación los conductores están obligados a aprovechar el espacio de aparcamiento de la forma más eficiente posible, por lo que lo ha hecho este conductor sí es sancionable. La cuantía de la sanción oscilará dependiendo de la gravedad que el Agente denunciante decida dar a la denuncia.

Atrás