La batería de tu teléfono dura menos de lo esperado y lo sabes

bateria telefono

Cuando nos compramos un teléfono móvil nuevo, tenemos las mejores calidades, funciones y características. Podemos utilizar el teléfono hasta más de un día entero sin tener que cargarlo.

Pero no es oro todo lo que brilla, ya que, por lo menos al año de usarlo, la batería empieza a durar cada vez menos. Esto se debe a que las baterías que tienen dentro son de Li-ion que funcionan con el movimiento de electrodos positivos y negativos. En teoría esto debería durar para siempre, pero por la obsolescencia programada , cada vez que se acaba un ciclo completo, junto con las altas temperaturas y el uso, hace que este movimiento se detenga. Por lo que la duración también dependerá del uso que le des.

Podemos evitarlo de varias maneras, como, por ejemplo, intentar no producir muchos ciclos de carga, es decir, intentar no forzarlo al máximo. Intenta recargar el teléfono antes de que llegue al mínimo.

Otra de las razones de que la batería de tu teléfono vaya disminuyendo con el tiempo, es tu compañía de operador. Además de por la capacidad, el consumo de batería también está condicionada por el consumo de los componentes hardware del móvil (por ejemplo, la pantalla, el sistema operativo, las aplicaciones). Lo que perjudica a la batería en relación con tu operador de telefonía, es la eficiencia de la red (envío y recepción de datos, etc), los paquetes contratados de datos que pueden ser unos mas ágiles que otros. Y, por último, es el software sobrecargado.

gif bateria del telefono

Existen pequeños trucos que podemos utilizar como bajar el brillo de la pantalla, utilizar el ahorro de energía, mirar y aceptar los consejos de la función de uso de la batería, en la que te mostrará qué es lo que más te está consumiendo. Otro truco es que si al cabo de un par de años ves que ya no puedes seguir con el teléfono, no te rindas. Acude a algún local en el que simplemente te cambien la batería por una nueva. Y el truco más fácil de todos, quita las notificaciones, o, por lo menos, sólo activas las que te sean imprescindibles.

Por todo esto, tenemos que fijarnos bien en lo que compramos a la hora de adquirir un teléfono móvil. Todo puede influir, la pantalla, el software, los altavoces, las aplicaciones preinstaladas, las funciones, y como acabamos de explicar, el operador móvil. Si tienes dudas, echa un vistazo en internet e infórmate o sino pídele al comercial de tu tienda que te aconseje sobre este tema.

Merece la pena, ya que muchas veces puedes estar comprándote un teléfono que antes de que lo termines de pagar, ya no te será útil porque no aguanta ni una hora la batería.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

¡Síguenos en Facebook!