ps3_harddrive.jpg 

Mi primera reacción fue reírme. Hace tiempo que se venía venir. Casi todos los usuarios de la PlayStation 3 coincidimos en un error que tiene la consola: la capacidad. El contenido de alta definición pesa, y mucho. Los juegos, las películas, los demos, todo cuenta. A más de uno se nos ha llenado el disco duro de la consola, teniendo que eliminar las cosas que no utilicemos. Lo más destacable de todo, es que Sony ha reconocido que la capacidad de su consola es poca.

Ah esto ha dicho que en un futuro cercano, se tendrán más versiones con mayores capacidades, pero esto también conlleva otro aspecto: la subida de precio. Recordemos que originalmente, había dos modelos, uno de 20 y otro de 60 GB. El primero fue rápidamente eliminado del mercado, debido a la falta de WiFi, retro compatibilidad, y la escasa capacidad.

[kml_flashembed movie="http://www.youtube.com/v/BkM9wiZePfs" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

La segunda aún hoy la vemos, pero es muy difícil encontrar un local que la tenga a la venta. Pero, con la gran competencia que tiene, Sony se vio obligada a tener que bajar el precio de la consola, por lo que se le ocurrió la excelente idea de lanzar un modelo sin retro compatibilidad, con menos puertos USB, pero la capacidad parecía adecuada.

En su momento dicho modelo le permitió elevar sus ventas, y hacerse un hueco entre sus grandes competidores. Al día de hoy, el disco de dicho modelo (el de 40 GB) se llena con facilidad, por lo que Sony ha propuesto una serie de discos externos conectados vía USB, y 100 % compatibles con la consola. O también está la opción de cambiar literalmente el disco duro, lo cual conlleva tener que desmontarla (arriba el vídeo del proceso). La cuestión es, ¿Sony no debería haber hallado una solución a este problema ya?