¿Sabías que existe una impresora de tortitas en el mercado? Y, ¿que las tortitas pueden tener la forma que tú quieras? Es tan fácil como hacerte con el modelo PancakeBot, un invento de lo más curioso que hará tus desayunos mucho más divertidos.

Desde hace algunos años, las impresoras 3D están presentes en el mercado de la tecnología de consumo. Existen multitud de modelos con los que poder poner en práctica tu creatividad creando figuras en tres dimensiones. Otro de los usos que también se les está dando a este tipo de inventos consiste en llevarlo al terreno de la medicina, donde se podrá imprimir desde partes del cuerpo humano como elementos ortopédicos.

Pero la última tendencia de la impresión 3D está en la cocina. Es más, ¿sabías que en Londres ya existe el primer restaurante de comida 3D? Su nombre es Food Ink y su carta se basa en alimentos gourmet creados con impresoras 3D. Quizá, los alimentos que pueden llegar a ser más creativos sean los postres. Y uno de los platos estrella son las tortitas americanas o pancakes. ¿Te gustaría crear tortitas con formas divertidas en tu propia cocina? Pues lo puedes hacer con PancakeBot, una impresora de tortitas 3D.

impresora-de-tortitas-3D

PancakeBot: Impresora de tortitas y sartén todo en uno

La idea de crear una impresora de tortitas surgió en el año 2013 de la mano de Miguel Valenzuela, su inventor. La idea de crear una impresora con estas características se originó en un modelo basado en piezas de LEGO que Miguel creó ese mismo año para sus hijas pequeñas. Tras mucho pensar se decidió a crear el modelo definitivo que salió a la venta el año 2015.

Con esta impresora matarás dos pájaros de un solo tiro. No explicamos: la PancakeBot cuenta con la parte de impresión y con la parte de cocina. Por lo tanto, al mismo tiempo que se imprime la tortita con el diseño elegido, también se estará cocinando en su sartén incluida en el paquete de venta. Es más, esta sartén es la base donde la tortita se imprime.

¿Cómo funciona esta impresora de tortitas?

El funcionamiento de la PancakeBot es simple. Tras recibir en tu casa la impresora 3D y montarla, comprobarás que lo único que tendrás que hacer es diseñar las plantillas que quieres usar en tus creaciones culinarias. Para ello, desde la compañía te ofrecen un software con el que podrás adaptar cualquier imagen a la superficie de la sartén incluida en el paquete de venta. Esta parte es muy importante remarcarla, porque en caso de no pasar por este programa de edición, es muy posible que el campo de impresión sea mayor a la superficie útil de la PancakeBot.

Tras finalizar el diseño que se quiera usar, el paso siguiente es copiar esa imagen en una tarjeta de memoria. En este caso se trata de una tarjeta SD que posteriormente introduciremos en el lector de tarjetas de la propia impresora. A continuación, lo más importante es preparar la masa de las tortitas en un bol y rellenar el tubo de almacenamiento que se adjunta en la PancakeBot.

Bien, otro paso finalizado. Así que ahora solamente quedará pendiente comenzar con la impresión. Es decir, insertamos la tarjeta SD en la impresora. En el panel de control de este invento existe una pequeña pantalla donde podrás navegar por el interior de la tarjeta de memoria y seleccionar la imagen que te interesa usar en ese preciso momento.

Tras esto, solamente habrá que pulsar el botón de comienzo y ver cómo la impresora comienza a crear los pancakes con las formas deseadas. Asimismo, debes saber que podrás darles la vuelta a las tortitas en la misma sartén apara que se concina por ambos lados.

impresora-de-tortitas-3D-pancakebot

Precio de la PancakeBot y colores

Esta impresora de tortitas está disponible en dos tonalidades: rojo o negro. Y su precio de venta es de 299 dólares (unos 285 euros al cambio actual). Y puedes hacerte con ella desde la propia tienda en línea de la compañía.