Según el diccionario de los hackers, esta profesión «es todo individuo que se dedica a programar de forma entusiasta, o sea un experto entusiasta de cualquier tipo”. Para la Real Academia Española de la Lengua, «persona experta en el manejo de computadoras, que se ocupa de la seguridad de los sistemas y de desarrollar técnicas de mejora”. Para nosotros es una mezcla de ambos. Pero ante todo, una persona con mucha inteligencia que no siempre la usa en beneficio de la comunidad. En España podemos presumir de contar con unos cuantos muy famosos.

Como curiosidad, el origen del término parece provenir de las antiguas películas de vaqueros donde el personaje bueno utilizaba un sombrero blanco y el malvado un sombrero negro. Algo que era muy efectivo para recalcar la trama, incluso si el filme era en blanco y negro o a color.​ De allí primordialmente deriva la costumbre de clasificar a los hackers según sus intenciones o forma de actuar asignándoles un “color de sombrero”. Solo hay que recordar las famosas empresas que han sido atacadas por los hackers en los últimos años.

2Jesús Antón

Uno de los hackers más cotizado en España es PatatasFritas. Sí, has leído bien. Es el alias de Jesús Antón. Este chico de 30 años es famoso por ser capaz de colarse en los sistemas de seguridad más infranqueables de las grandes multinacionales. Se mueve en las sombras. Nunca deja de registro de él en internet y apenas tenemos datos de su vida personal.

Por eso es complicado encontrar algún dato. Se atribuye la expresión Ética Hacker a Steven Levy, quien en 1984 calificó así a una filosofía de vida, con unos valores que fueron difundidos en 2001 por Pekka Himanen. Lo malo de ser hackers es que tienes un horario complicado. Disponibilidad total. Tienen que estar activos 24 horas los siete días de la semana. Nunca se sabe cuándo se puede atacar.