A veces las apariencias engañan. Una frase muy usada pero que es verdad. Y es que aunque pensemos que nuestros ojos lo perciben todo, en ocasiones mandan una señal a nuestro cerebro que no es así. Te vamos a mostrar unas fotos donde no todo es lo que parece. Y es que, eso de que una imagen vale más que mil palabras, a veces no es así.

Si tienes ganas de saber cómo puede engañarte tu cerebro, sigue leyendo para conocer las 20 ilusiones ópticas que te harán dudar de lo que estás viendo. La luz, el color, el brillo, el movimiento o simplemente con el conocimiento que tenemos sobre nuestro mundo. Todos son factores que afectan para ver que las fotos engañan a nuestro cerebro.

1Líneas rectas y la rotación de Pinna

El astrofísico Johann Karl Friedrich Zöllner descubrió, en 1860, que bastaban unas pocas líneas rectas para confundir al cerebro. Y es que es uno de los trucos más empleados para dejarnos impresionados.

En esta ilusión óptica, la influencia de las líneas diagonales hace que las paralelas parezcan inclinadas. Las fotos hablan por sí solas como ocurre en estas otras ilusiones ópticas.

la rotación de Pinna

Por otro lado, el investigador y psicólogo italiano Biangio Pinna es famoso por su ilusión óptica de “rotación aparente”. En ella, si fijamos la vista en el centro del círculo y alejamos la cabeza de la ilusión, parecerá que los dos círculos giren en sentidos opuestos.

Atrás