Si te preguntan por un videojuego favorito, seguro que más de uno contesta que el Final Fantasy. Y es que se trata de un clásico que ha sabido amoldarse a los nuevos tiempos para mantenerse siempre en forma. La saga comenzó en 1987 con el videojuego homónimo, fue un éxito y permitió el desarrollo de numerosas secuelas y spin-offs. La serie de videojuegos se ha ido adaptando a otros géneros como los de acción, musicales y carreras.

Aunque la mayoría de las entregas de la serie son historias propias con diferentes personajes y escenarios, existen ciertos temas que definen a la franquicia. Algunos incluyen elementos argumentales, nombres de personajes y mecánicas de jugabilidad. La trama normalmente constituye en un grupo de héroes, normalmente jóvenes, que luchan contra un mal mayor. Seguro que sabes de lo que te estamos hablando.

2Final Fantasy II

En 1988, Squaresoft decide repetir llevados por los grandes éxitos que consiguieron con la primera parte, y publicó la segunda edición de la saga de RPG Final Fantasy, que sólo estuvo disponible para la consola Famicom.

Esta nueva entrega trae novedades pasadas por alto anteriormente.

Ahora los personajes ya tienen predestinado su oficio, pero este cartucho de 2 MB traía la posibilidad de guardar hasta cuatro partidas diferentes (en Final Fantasy I solo podíamos guardar una) y un modo para memorizar palabras clave de una conversación y poder utilizarlas posteriormente.