No ligo ni en Tinder. Una frase divertida pero que cuando se convierte en realidad es toda una pesadilla. Y es que muchas personas dicen que lo de ligar en las redes sociales es fácil. Sin embargo, hay gente que ni por esas. Quizás es porque estés haciendo las cosas mal. Por eso, te vamos a dar una serie de recomendaciones para que puedas llenar tu agenda con nombres de posibles ligues.

Tinder es un aplicación de citas, encuentros e incluso se le puede considerar como una red social, con ella puede poner nota y conseguir una cita con la persona de mayor puntuación. Así como, la posibilidad de chatear con una persona que te ha calificado positivamente. Es bien fácil. Primero tienes que registrarte y rellenar tu perfil en el que puedes poner foto y los datos que tú quieras. Una vez hecho esto, Tinder busca personas que estén registradas cerca de ti y empieza el juego.

3Descripción de perfil

Llega el momento de decir cómo somos. Recuerda que cada red social tiene un tono y una manera. En Facebook puedes ser más libre. En cambio en LinkedIn, la formalidad y el respeto son claves, ya que se utiliza para buscar empleo. Pues aquí en Tinder tienes que ser original, pero al mismo tiempo crear expectación entre tus posibles ligues.

En un perfil, definitivamente, se debe evitar utilizar el espacio para escribir un manifiesto de vida. A nadie le interesa tus inquietudes políticas. Evidenciar sus pasiones y aficiones tanto en materia deportiva, cultura pop y geek. Si tienes afición de frikis, olvídalo. Detalles sobre sus problemas maritales y, sobre todo, no cometer faltas de ortografía.