La increíble historia del famoso Tamagotchi

Quizás los más jóvenes no lo hayan conocido, pero otros habrán pasado numerosas horas cerca del clásico Tamagotchi. A grandes rasgos podemos decir que se trataba de una mascota virtual y que se podía llevar en el bolsillo. Un aparato electrónico con una forma oval que disponía de una pantalla pixelada.

Sí, quizás había otros juegos y luego, vendrían más y mejoradas opciones. Pero éste nos encantaba. Teníamos que hacer todo lo posible para poder cuidar a la mascota como si realmente tuviera vida propia. Aunque siempre detrás de todo ello, puede haber una increíble historia que da mucho de sí.

tamagotchi-juego

La historia del famoso Tamagotchi

Se creó en el año 1996 y fue comercializada por Bandai. Pero realmente su gran éxito llegó unos tres años después. Porque, sorprendentemente, apareció en América. No estaba permitida la exportación, pero debido al contrabando comenzó a ser famoso en este continente. Así es que, a principio de los 2000, se convirtió en todo un gran éxito. Son un total de 47 versiones las que pueden encontrarse en el mercado.

Entre ellas, hay versiones que son más actuales y otras, que hasta incluyen temáticas navideñas. La historia es que se trataba de una mascota que había que cuidar y mucho. Darle de comer, bañarla y hasta entretenerla eran alguno de los pasos a dar. Así que, a partir de esto generó numerosas polémicas. ¿Por qué?, pues porque debido a ello, los niños tenían un gran apego a este juego, se generó una obsesión por cumplir los caprichos de la mascota en cuestión.

tamagotchi

Por este motivo se pensó que podía resultar peligroso. Desde la obsesión hasta la depresión, ya que eran muchos los niños que se ponían tristes por la pérdida del muñeco. Los pequeños llevaban el juego al colegio, dejando de lado sus estudios. Muchos vieron negocio en ello que hasta hicieron una especie de cementerio para los Tamagotchis. Una zona donde poder echar la maquinita. Otra de las versiones, había un juego de tipo tragamonedas. Algo que tampoco gustó demasiado ya que daba pie a que los jóvenes se volvieran adictos a los juegos.

Aunque el juego en sí ya entró en decaída, bien es cierto que hubo otras plataformas donde también aparecía. De ahí que entre todas sus versiones también hubiera uno para Nintendo DS o bien, para Game Boy. Pero no queda ahí, sino que también lo hemos podido ver en una serie animada, así como a modo de música, en forma de canción y como no, como dibujos animados.