Ha pasado ya mucho tiempo y muchos modelos diferentes desde que el invento de la Gopro hizo millonarios a Nick Woodman y su mujer Jill R. Scully. Los primeros modelos de esta cámara de acción hicieron furor especialmente entre los practicantes del surf. Pero hoy en día, la Gopro es una de las cámaras de acción más utilizadas a la hora de grabar cualquier tipo de deporte, pero también viajes e incluso momentos familiares. Se trata de unas cámaras muy compactas, versátiles, cómodas, resistentes y sobre todo muy fáciles de usar lo que las convierte en un invento genial.

Dedicar un tiempo a aprender a usar bien tu GoPro supondrá que obtendrás mejores resultados en tus vídeos y también en tus fotografías. Con las cámaras de acción podrás grabar a la par que te mueves o practicas deporte, pero eso supone que tienen unas características especiales que debes conocer bien. Por supuesto el método ensayo y error será el que acabes practicando, pero para hacértelo un poco más fácil, dedicamos este artículo a contarte unos cuantos consejos sobre la mejor manera de aprovechar tu GoPro al máximo.

2Intenta grabar desde diferentes ángulos

Si te has comprado una GoPro es porque realmente te interesa crear vídeos de calidad. Es cierto que muchas veces te sumergirás en la actividad que estés haciendo y te olvidarás de la cámara, pero a la hora de editar el vídeo para crear efectos diferentes y más originales agradecerás mucho tener distintos tipos de planos. Probablemente no llegues a convertirte en un Spielberg, pero puedes probar a hacer algún plano picado, contrapicado, analizar el entorno que te rodea, etc. De hecho, las nuevas GoPro incorporan diferentes ángulos de visión que puedes aprovechar a la hora de grabar tus vídeos, desde el ángulo de visión ultra-ancho de 170 grados, el ángulo de visión medio de 127 grados y el ángulo estrecho de 79 grados.

Otra opción es que emplees accesorios como el palo de selfie. En cualquier caso, te recomendamos que planifiques un poco lo que quieres grabar y que hagas antes un pequeño vídeo de prueba para asegurarte de que todo está correcto.