Tras su vuelta a la casa de Gran Hermano, Sofía Suescun es un fraude. En muy poco tiempo, ha pasado de ser una desconocida a la reina de los realities. Pero tras haber sido expulsada en dos ocasiones de de la casa de Guadalix, y haber perdido la batalla con Alejandro Albalá se ha dado de bruces contra el suelo.

Pretendía coronarse como reina de Mediaset ganando por tercera vez en sus realities, después de haberse llevado el maletín en Gran Hermano 16 y Supervivientes fue a por GH DÚO. Pero es que no solo fue expulsada una vez, si no que tras la repesca volvió a quedarse fuera al perder la batalla contra Alejandro Albalá.

Sofía Suescun fraude de Mediaset

sofia suescun

Muchos dirán que la culpa del mal concurso de Sofía fue su ex novio Alejandro Albalá, pero la realidad es que ese peso recae únicamente sobre ella. Y es que la soberbia de la joven le llevó directa al fracaso. Ya lo dijo ella en el plató tras su primera expulsión: “Lo reconozco: soy una creída“. ¿Para qué dar mas explicaciones? Sofía Suescun es un fraude, y se cree por encima del bien y del mal.

A pesar de haber tenido la ventaja de volver a la casa tras ver desde fuera sus errores, ella escuchó a quien ha querido, y así le ha ido. No es que Alejandro Albalá sea mejor que ella, pues son tal para cual. Pero su juego sucio, y haberse creído la única y mejor hizo que la audiencia acabara con ella.

Cualquiera de los dos podría haber sido expulsado aquella noche, y es que realmente ninguno de los dos hizo u buen concurso. Pero el ‘ahora sí, ahora no’, y su fijación por el maletín le llevaron al fracaso. Ya se lo dijo en su momento Jorge Javier Vázquez en una ocasión, estás tan fijada en el premio, que no has disfrutado del reality. Y es que siempre elegirá morir matando.

La pillada de Sofía Suescun

Sofía Suescun es un fraude, y no solo en televisión, atrás quedó esa concursante que nadie conocía y enamoró a media España con ese carácter tan alocado. Y es que tenemos las imágenes que demuestran que la ex gran hermana ha perdido el juicio. Ha llegado a tal punto que, ya no le importa apropiarse de los bienes ajenos.

Gracias a las imágenes que compartió Sergi Ferre en una de sus redes sociales, hemos podido ver cómo Sofía se introducía en una propiedad privada. Y, en tono gracioso y entre muchas risas, robaba algunos limones. Aunque para algunos esto sea algo gracioso y sin maldad, lo cierto es que la pena por robar en el campo está entre uno y cuatro años de privación de la libertad.

Se nota que Sofía Suescun no pensó en el fraude que se está convirtiendo para sus fans. Además de que no creyó ni por un momento que este acto podría traerle represalias. Resulta que si el dueño de la finca podría denunciar, si quiere, a quien aparece en el vídeo, y si la cantidad hurtada no sobrepasa los 400 euros, se podría considerar una falta.

Sofía Suescun fraude para sus fans

sofia suescun

El comportamiento de la ex gran hermana ha disgustado a muchos de sus seguidores, “Mientras uno se levanta a las cinco de la mañana para trabajar en el campo y plantan para vender sus productos ya que es su fuente de ingresos, luego llega una persona como Sofía Suescun, le roba y le parece gracioso.” No han dudado en expresar su indignación.

Pero este no ha sido el único problema que ha tenido, además, también intentó devolver una falda que había usado. Las dependientas de una boutique de Madrid no podían creer lo que estaba pasando. Y es que Sofía se presentó el día después de haber usado la prenda en televisión.

Una prenda fácilmente reconocible, pues la había llevado la noche anterior en una gala de Gran Hermano DÚO. ¡Incluso hay fotos de ello! Para colmo, Sofía insistía en que no había llegado a usarla. Todo sucedió en el centro comercial de Madrid Plenilunio, y el alboroto que montó fue de tal magnitud, que a las dependientas no les quedó más remedio que entregarle un cheque regalo. El cual tenía un valor de 100 euros, lo que pagó por la falda, para que pudiera gastarlo en lo que ella prefiriera. ¡Menudo escándalo!

En definitiva, Sofía Suescun ha sido una decepción para todos

Lo que nos ha dejado claro, es que Sofía Suescun es un fraude. Comenzó con mucha fuerza en televisión, y nos tenía a todos cautivados con su alocado carácter. Sin olvidar el de su madre, quién estaría dispuesta a todo con tal de defender a su pequeña.

A pesar del mal concurso que hizo en esta edición de Gran Hermano, cuando hizo su curva de la vida, y contó su trágica infancia, nos ganó de nuevo un poco el corazón. Pero la fama se le ha subido a la cabeza de tal manera, que cada vez son menos los que apoyan a la de Pamplona.